Cómo dejar las drogas: cocaina, marihuana, anfetaminas y otras

Para comenzar a hablar sobre este tema de cómo dejar las drogas, lo primero que tenemos que pensar y tratar de identificar, es el punto en el que se volvió una necesidad fundamental dejarlas. Ocasionalmente quien está preso de un consumo puede darse cuenta que ha sobrepasado límites, sobre todo el de su salud, y que es necesario abandonarlo ya. Sin embargo, muchas veces esto no sucede así, y es el entorno más cercano de la persona que tiene la adicción quien identifica que ya es necesario que la deje, pero aún no se logra transmitir esta idea a quien deberá hacerlo. Esto sucede muchas veces porque los adictos a la droga piensan que no habrá posibilidad alguna de que esto suceda y que no habrá manera de superar la adicción que tienen. El trabajo aquí reside en que ellos asuman de que hay que posibilidad de salir de la adicción a la droga que se trate, sea marihuna, cocaína, anfetamina, etc, que la clave está en armar un plan que conduzca al éxito, con el primer escalón que es pidiendo ayuda. Con la convicción y la voluntad de querer salir de las drogas se puede empezar una nueva vida donde ellas no tengan lugar alguno y eso es lo que queremos contarte en el post del día de hoy, porque vamos a brindarte información sobre como dejar las drogas, como la marihuana, anfetaminas, cocaína, etc. 


Dejar las drogas

En términos generales, más allá de la droga en particular que se quiere cortar, hay un primer paso que se comparte en todos los casos, y se trata de admitir que uno está teniendo un problema con las drogas, que uno no está pudiendo controlarlas y que lo que es más, ellas son las que nos controlan a nosotros -a través de la abstinencia cuando no se la tiene, los síntomas, etc.-. Esto es algo muy común, que las personas piensen que ellas pueden dejar la droga cuando se lo propongan pero aún no se lo han propuesto y por eso no la dejan. Pero esto no sucede así, tomar esa decisión inaugura un camino que no será fácil pero que valdrá la pena, donde el cuerpo sufrirá síntomas, porque las drogas generan abstinencia, que es cuando el cuerpo no la tiene genera toda una serie de síntomas para poder volver a sentirse bien cuando la tenga, pero además, porque es necesario cambiar el estilo de vida que se tiene.

Esto es fundamental entenderlo, porque muchas veces el inicio del consumo de droga, está asociado a problemas sociales, psicológicos o de salud, como una salida para no enfrentarlos sino huir de ellos, y por lo tanto abandonarlas significa volver a enfrentar todo esto. Para ello es que se necesita de mucha fuerza psicológica para tomar esta decisión, y ésta no será posible si no se pide asistencia a profesionales y a un círculo cercano íntimo que pueda contener todo el tiempo cuando sea necesario.

Ahora veamos el caso por caso de cada una de las drogas, para una ayuda más detallada y efectiva.

Información para dejar el consumo de Cocaína

Sin duda alguna, la adicción a la cocaína es una de las más fatales y peligrosas, esto porque muchas veces las personas no saben como salir de este laberinto fatal en el que se metieron y también por todas las consecuencias que ella genera.

La cocaína es una de las drogas que más adicción genera y esto lleva a una incapacidad generalizada de los consumidores a poder ejercer algún control sobre el consumo de ella. En términos generales, debemos saber que se trata de una droga que genera una estimulación del sistema nervioso central, generando toda una serie de efectos fisiológicos y psicológicos, como la dilatación de pupilas, euforia, disminución del cansancio, agudiza los sentidos, autoconfianza, aumento de la energía, etc. Y algo que es importante saber, con solo un consumo, ya se despierta el fuerte deseo de volver a consumir para volver a vivir todos esos efectos de la droga.

La mejor manera para saber qué es necesario dejar la cocaína para siempre, es saber que este consumo tiene consecuencias, las cuales no tardarán en aparecer, al contrario, ellas se visualizan al instante. Ellas tienen que ver con necesitar consumir la cocaína con cierta frecuencia, aumentar la dosis para lograr los mismos efectos, el costo de la cocaína, que necesita hacer cambios monetarios para poder seguir consumiéndola, etc. Además la rutina diaria termina viendose contaminada por esto, porque se hará todo aquello que tenga que ver con el consumo, dejando de lado personas, valores y cosas que toda tu vida has valorado. También terminas dejando de lado a todo aquel que se intrometa con el consumo, dejando solo a aquellas personas que favorecen el consumo, es decir un círculo vicioso. La cocaína hace que termines perdiendo tu libertad, quedando preso de ella, porque si no la tienes, te genera malhumor, insomnio, depresión ansiedad, a la vez que genera un malestar físico y psíquico que puede ser fatal.

Por eso, para dejar la cocaína lo primero que tenes que hacer es pedir ayuda. Y si no sos vos quien tiene el problema, sino alguien cercano a vos, no esperes a que el tome la decisión, tomalas vos por el, pidiendo ayuda por él. Diversos estudios comprobaron que la manera de abandonar este consumo y salir de la adicción tiene que ver con la combinación de distintos factores fundamentales para el éxito en el tratamiento, que es la psicoterapia, centros de desintoxicación, apoyo del entorno más íntimo y drogas de sustitución, es decir, psicofármarcos recetados por un psiquiatra.  Y lo más importante es que luego de dejar la cocaína, debe continuar el tratamiento, es decir, continuar con los grupos de apoyo y la terapia, porque las recaídas son un fantasma que acechan y que lo único que hará es relanzar el círculo vicioso.

Información para Dejar el consumo de Marihuana

Desde hace algunas décadas, el consumo de marihuana ha crecido en todo el mundo a pasos agigantados, convirtiéndose ésta en la droga ilegal de mayor consumo en el mundo y con mayor publicidad también, debido a que en algunos países se ha legalizado su consumo, lo que abre el debate en un montón de nuevos países.

Muchos alegan que se trata de una droga natural, sin embargo, su consumo genera adicción y toda una serie de consecuencias que se aprecian en el plano de la salud física y mental y esto crece en función del tiempo y la cantidad de consumo de la marihuana. Es importante saber que su consumo genera alteraciones en lo motriz, en el ritmo cardíaco, en lo cognitivo, por ejemplo alterando la memoria a corto plazo y la capacidad para tomar decisiones. También puede propiciar la aparición de episodios ansiosos y depresivos, con la presencia de alucinaciones o psicosis. No podemos dejar de mencionar que fumar marihuana puede provocar problemas respiratorios, como tos crónica o bronquitis y lo que es más en los casos más graves, cáncer estomacal, bucal o pulmonar.

Para poder dejar por completo el consumo de esta droga, hay un primer paso que lo repetimos una y otra vez cuando hablamos de dejar las drogas, y tiene que ver con asumir, aceptar y reconocer que se está teniendo un problema con la droga, que se trata de una adicción, que no podemos controlar y que el objeto de todo esto es uno mismo, ya que la droga nos controla y hace lo que quiere con nosotros. Muchas veces la opinión de quienes más queremos, de nuestro círculo cercano, es fundamental para poder abrir los ojos y reconocer que la droga está dañando nuestra salud física y mental, pero también la de aquellos que siempre están con nosotros, porque las adicciones tarde o temprano terminan alterando los vínculos familiares, porque se prioriza todo aquello que tiene que ver con el consumo de la droga dejando de lado todo lo que queda por fuera.

Lo bueno es saber que existe una salida de este círculo vicioso, pero no será fácil, requiere de fuerza de voluntad compromiso y una fuerte convicción de fumar marihuana pertenecerá algo del pasado. Lo que se recomienda es poder asistir a grupos de ayuda con otras personas que también tengan este problema y compartan con uno la convicción de nunca más y de querer dejarlo atrás.

Las personas que nos rodean, el círculo cercano es fundamental para alcanzar el éxito en este camino. Por eso debemos hacer cambios en nuestro estilo de vida, empezar a rodearnos de personas en donde el consumo de drogas no sea una posibilidad y lo que es más, que esté prohibido y vaya en contra de sus principios. También se deberá empezar a adoptar hábitos más saludables que ayuden a reemplazar aquellos momentos que antes se dedicaban a fumar marihuana. En este sentido, practicar un deporte en grupo o hacer actividad física, es una excelente opción no sólo para cuidar nuestra salud mental, sino también el físico, para poder empezar a recuperar la capacidad pulmonar perdida y otros daños fisiológicos. También se debe hacer otras actividades que nos ayuden a mantenernos ocupados, a tener los niveles de ansiedad bajos, los cuales muchas veces hacen caer en el consumo.

Un consejo más, las recaídas siempre son una tentación y si llegas a pasar por una experiencia de éstas, lo primero que tienes que hacer y de manera pronta, es acudir a tu círculo cercano, porque son ellos quien podrán acompañarte y volver a redireccionarte en el camino adecuado.

Recuerdo que siempre debemos fijarnos objetivos a cortos plazos, que nos ayuden a ir reforzando nuestra capacidad para lograrlos uno a uno, y así no desanimarnos con metas a largo plazo, donde los logros pueden tardar en llegar.

Información para dejar las Anfetaminas

Para quienes no conocen, las anfetaminas son unas drogas que tienen un efecto estimulante del sistema nervioso central. Es importante saber que si bien éstas muchas personas las utilizan como una droga en forma ilícita, ellas en verdad son fabricadas por las empresas farmacéuticas para fines médicos. De todas maneras, el uso indebido de éstas con el objetivo de aumentar su energía y el estado de vigilia, termina convirtiéndose en una peligrosa droga, objeto de adicciones.

Es necesaria la aclaración de que aunque el consumo de anfetaminas se haga con un motivo médico, ellas de todas manera pueden generar adicción, porque son altamente adictivas. El consumo puede provocar mareos, inquietud y visión borrosa. Sin duda alguna genera mucha preocupación esta droga, porque las personas que la consumen pueden quedarse despiertas por mucho tiempo e incluso no comer durante todo ésto, lo cual puede desencadenar un colapso físico.

Distintos estudios han demostrado que las personas que consumen estas drogas asumen riesgos de alta peligrosidad, como es el la generación de un aneurisma aórtico, esto es, que la gran arteria responsable de vehiculizar la sangre desde el corazón se desgarre, lo cual podría provocar rápidamente la muerte si no es tratado de inmediato. Tras largos tiempos de consumo de anfetaminas, una persona puede quedar totalmente desbastada, quedando enfermo, con problemas de ansiedad y paranoia, de violencia y agresión, con un gran agotamiento.

El consumo de anfetaminas, sea médico o ilegal, esto es muy importante destacarlo, porque aún con fines médicos, su uso desmedido o no adecuado puede terminar generando una adicción, genera toda una serie de efectos. En este sentido, hace que las personas se sientan con niveles de energía muy altos, haciendo que la persona esté por completo desinhibida, aumentando sus niveles de confianza y creyéndose con mucho poder. Además debemos sumarle los altos niveles de euforia. De todos modos estos efectos no se prolongan mucho en el tiempo, sino que sólo son por unas pocas horas y es por esto que la persona vuelve a reforzar su consumo para poder lograr esas sensaciones nuevamente.

Demás está decir que los síntomas de abstinencia van a aparecer cuando la persona intente abandonar su consumo. Y es aquí donde se hace necesario la intervención de especialistas para poder contrarrestar todos los síntomas negativos a través de otros psicofármacos recetados por un especialista. Siguiendo en esta línea del abandono de las anfetaminas, debemos ser claros en algo, y es que sí se puede recuperar una persona de esta adicción y dejar para siempre las anfetaminas. Para esto, es muy importante que las personas cercanas al adicto brinden su apoyo incondicional, en todo sentido, desde lo afectivo, la presencia, y también asegurándose que la persona tenga una buena alimentación, aportando suplementos nutricionales, debido a que la persona que estuvo padeciendo de este tipo de adicción tiene un cuerpo totalmente debilitado y desbastado, producto de la mala alimentación y de los largos tiempos sin el correcto descanso y buena alimentación.

Cómo dejar otras drogas

Si bien la cocaína, la marihuana y las anfetaminas son las principales drogas que generan una alta adicción en todos aquellos que la consumen, es importante saber que ellas no son las únicas y que por desgracia, ha crecido enormemente el número de drogas ilegales que circulan por todo el mundo, provocando efectos desbastadores a nivel físico y psíquico.

Por eso hay algo que se comparte en todos los casos en los que se trate de abandonar el consumo de una droga para siempre, independientemente de cuál se trata y es que hay que tener la convicción y la firme decisión de abandonar el consumo. Para ello es importante informarse sobre los efectos que estas drogas provocan en nuestros cuerpos, detalladamente cada uno de éstos, para poder empezar a tomar conciencia y si el consumo es avanzado, empezar a relacionarlos con aquellos que ya se hicieron perceptibles en el propio cuerpo. En esto es fundamental el círculo íntimo, los familiares más cercanos, que puedan reafirmar la decisión que tomo la persona de dejar las drogas, y que brindan su piel e incondicional apoyo en todo el camino que inaugura la decisión de no volver a consumir drogas.

Pedir ayuda es la clave de la salida de las adicciones a las drogas, no sólo a los familiares, sino también a centros especializados o profesionales, que puedan brindarnos la contención necesaria para alcanzar el éxito. Es importante saber que sólo no se puede, que abrir una red de contención es totalmente fundamental para llegar a un buen puerto.

Y recordá, es posible, no será fácil, pero sí se puede salir, y no es una frase armada, es un hecho y está comprobado, sólo queda que te lo propongas firmemente.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.