Cómo dejar de fumar [mejores métodos 2018]

Has decidido dejar de fumar. ¡Felicitaciones! Su primer día sin cigarrillos puede ser difícil. Aquí hay cinco pasos que puede seguir para manejar el día de dejar de fumar y tener la confianza de poder mantenerse sin fumar.

1. Haga un plan para dejar de fumar

Tener un plan puede hacer que su día de dejar de fumar sea más fácil. Un plan para dejar de fumar le brinda maneras de mantenerse enfocado, seguro y motivado para dejar de fumar. Puede construir su propio plan de abandono o encontrar un programa para dejar de fumar que funcione para usted.

2. Mantente ocupado

Mantenerse ocupado es una gran manera de mantenerse libre de humo en su día de dejar de fumar. Estar ocupado le ayudará a mantener su mente fuera de fumar y lo distraerá de los antojos. Piensa en probar algunas de estas actividades:

  • Ejercicio.
  • Salga de la casa a dar un paseo.
  • Masticar chicle o caramelos duros.
  • Mantenga sus manos ocupadas con un bolígrafo o mondadientes, o juegue un juego en la aplicación QuitGuide.
  • Beber mucha agua.
  • Relájese con la respiración profunda.
  • Ir al cine.
  • Pase tiempo con amigos y familiares que no fuman.
  • Ve a cenar a tu restaurante libre de humo favorito.
  • Tome salir un día a la vez. Lo que aprendes hoy puede ayudarte mañana.

3. Evite los desencadenantes de fumar

Los desencadenantes son las personas, los lugares, las cosas y las situaciones que desencadenan su deseo de fumar. En su día de dejar de fumar, intente evitar todos sus factores desencadenantes. Aquí hay algunos consejos para ayudarlo a ser más astuto que algunos desencadenantes fumadores comunes:

  • Bote los cigarrillos, encendedores y ceniceros si aún no lo ha hecho.
  • Evite la cafeína, que puede hacer que se sienta nervioso. Intenta beber agua en su lugar.
  • Pase tiempo con los no fumadores.
  • Ir a lugares donde no se permite fumar.
  • Descanse lo suficiente y coma sano. Estar cansado puede hacer que fumes.
  • Cambie su rutina para evitar las cosas que podría asociar con fumar.

4. Mantente positivo

Dejar de fumar es difícil. Sucede un minuto … una hora … un día a la vez. Trata de no pensar en dejar de fumar como siempre. Presta atención a hoy y el tiempo se sumará. Ayuda a mantenerse positivo. Su día de dejar de fumar podría no ser perfecto, pero lo único que importa es que no fume, ni siquiera una bocanada. Recompénsese por no fumar durante 24 horas. Te lo mereces. Y si no se siente listo para dejar de fumar hoy, establezca una fecha para dejar de fumar que tenga sentido para usted. Está bien si necesita unos días más para prepararse para dejar de fumar.

5. Pedir ayuda

No necesita confiar solo en la fuerza de voluntad para estar libre de humo. Cuéntele a su familia y amigos cuándo es su día para dejar de fumar. Pídales ayuda el día de dejar de fumar y en los primeros días y semanas después. Ellos pueden ayudarlo a atravesar los puntos difíciles. Hágales saber exactamente cómo pueden apoyarlo. No supongas que lo sabrán.

Métodos para dejar de fumar

La nicotina es una de las drogas legales más dañinas y ampliamente disponibles en el mundo. Es adictivo y dañino tanto para los fumadores como para las personas expuestas pasivamente al humo, especialmente los niños. Si desea dejar de fumar, pero no sabe por dónde empezar, cree un plan estructurado. Comprenda por qué quiere dejar de fumar, prepárese para el éxito y lleve a cabo su plan con el apoyo de otras personas o la terapia con medicamentos. Dejar de fumar es difícil, pero no imposible.

Método 1

Decidir dejar de fumar

1 – Piensa si quieres dejar de fumar. La nicotina es increíblemente adictiva y tomará la decisión de dejar de fumar. Pregúntese si una vida sin fumar es más atractiva que continuar su vida como fumador. Si la respuesta es sí, tenga una razón clara para querer dejar de fumar. De esta manera, cuando la abstinencia se vuelve difícil, puede dejar en claro su razón importante para dejar de fumar.

Considere cómo el fumar afecta estas áreas de su vida: su salud, su apariencia, su estilo de vida y sus seres queridos. Pregúntese si estas áreas se beneficiarían de su renuncia.

2 – Determine por qué desea dejar de fumar. Haga una lista de todas las razones por las que desea dejar de fumar. Esto lo ayudará a aclarar su decisión de dejar de fumar. Deseará consultar esta lista más adelante, si está tentado a fumar.

Por ejemplo, su lista podría decir algo como: Quiero dejar de fumar para poder correr y estar a la altura de mi hijo durante la práctica de fútbol, ​​tener más energía, estar vivo para ver a mi nieto menor casarse o ahorrar dinero.

3 – Esté preparado para los síntomas de abstinencia a la nicotina. Los cigarrillos son altamente efectivos para administrar nicotina por todo el cuerpo. Cuando deja de fumar, puede experimentar antojos, ansiedad, depresión, dolores de cabeza, sentirse tenso o inquieto, aumento del apetito y aumento de peso, y problemas para concentrarse.

Tenga en cuenta que puede tomar más de un intento para dejar de fumar. Alrededor de 45 millones de estadounidenses usan alguna forma de nicotina, y solo el 5 por ciento de los usuarios puede dejar de fumar durante su primer intento.

Método 2

Hacer un plan para dejar de fumar

1 – Elija una fecha para cuando comenzará su plan. Comprometerse con una fecha de inicio agrega estructura a su plan. Por ejemplo, puede elegir un día importante, como un cumpleaños o una fiesta, o simplemente elegir la fecha que desee.

Elija una fecha dentro de las próximas 2 semanas. Esto le da tiempo para prepararse y comenzar un día que no es estresante, importante, de lo contrario lo llevaría a fumar.

2 – Elige un método. Decida qué método le gustaría usar, como dejar de fumar, o reducir / reducir su uso. Dejar de fumar significa que deja de fumar por completo sin mirar atrás. Reducir su uso significa fumar cada vez menos hasta que se haya detenido. Si elige reducir sus medios, sea específico sobre cuándo y cuánto reducirá su uso. Por ejemplo, podría ser simple decir, “Reduciré mi uso por un cigarrillo cada dos días”.

Tendrás más posibilidades de éxito si combinas el asesoramiento y la medicación con la interrupción, independientemente del método que elijas.

3 – Prepárate para los antojos. Tenga un plan por adelantado para cuando los antojos ataquen. Puede intentarlo de la mano a la boca. Esto describe la acción de mover la mano a la boca para fumar. Tener un reemplazo para satisfacer esta necesidad. Pruebe comer refrigerios bajos en calorías, como pasas, palomitas de maíz o pretzels, cuando surja esta urgencia. Puede intentar ejercitarse para combatir los antojos. Salga a caminar, limpie la cocina o haga yoga.

Método 3

Llevando a cabo su plan

1 – Prepare la noche antes de dejar de fumar. Lave su ropa de cama y su ropa para eliminar los olores del cigarrillo. También debe deshacerse de ceniceros, cigarrillos y encendedores de su casa. Asegúrese de dormir lo suficiente, ya que esto ayudará a reducir el estrés. Recuérdese su plan y lleve consigo una versión escrita o guárdela en su teléfono. También puede volver a leer la lista de razones por las que desea dejar de fumar.

2 – Pedir apoyo. Su familia y amigos pueden ser un apoyo adicional en su viaje de cesación. Hágales saber su objetivo y pídales que lo ayuden al no fumar a su alrededor u ofrecerle un cigarrillo. También puede pedirles aliento y recordarle sus objetivos específicos cuando la tentación es difícil.

3 – Conoce tus factores desencadenantes. Muchas personas encuentran que ciertas situaciones desencadenan el deseo de fumar. Es posible que desee un cigarrillo con su taza de café, por ejemplo, o que desee fumar cuando intente resolver un problema en el trabajo. Identifique lugares donde puede ser difícil no fumar y tenga un plan de lo que hará en esos lugares específicos. Por ejemplo, debe tener una respuesta automática para una oferta de cigarrillos: “No, gracias, pero tomaré otro té” o “No, estoy tratando de dejar de fumar”.

4 – Se compromete a no fumar. Continúa tu plan incluso si tienes baches en la carretera. Si tiene una recaída y fuma durante todo un día, asegúrese de ser amable y tolerante consigo mismo. Acepte que el día fue difícil, recuerde que dejar de fumar es un viaje largo y difícil, y vuelva a su plan al día siguiente.

Método 4

1 – Considere el uso de cigarrillos electrónicos o filtros de nicotina. Estudios recientes han sugerido que el uso de cigarrillos electrónicos mientras deja de fumar puede ayudarlo a reducir o dejar de fumar. Otros estudios recomiendan precaución al usar cigarrillos electrónicos, ya que la cantidad de nicotina varía, los mismos químicos que los que se encuentran en los cigarrillos aún se entregan, y pueden reactivar el hábito de fumar.

2 – Obtenga ayuda profesional. La terapia conductual combinada con la terapia con medicamentos puede mejorar sus probabilidades de dejar de fumar exitosamente. Si ha intentado dejar de fumar por su cuenta y todavía tiene dificultades, piense en obtener ayuda profesional. Su médico puede hablar con usted sobre la terapia con medicamentos.

3 – Toma Bupropion. Este medicamento en realidad no contiene nicotina, pero ayuda a reducir los síntomas de la abstinencia de nicotina. El bupropión podría aumentar tus probabilidades de dejar de fumar en un 69 por ciento. Generalmente, querrá comenzar a tomar bupropion de 1 a 2 semanas antes de dejar de fumar. Normalmente se receta en una o dos tabletas de 150 mg por día.

Los efectos secundarios incluyen: boca seca, dificultad para dormir, agitación, irritabilidad, cansancio, indigestión y dolores de cabeza como efectos secundarios.

4 – Utiliza Chantix. Este medicamento frena los receptores de nicotina en el cerebro, lo que hace que fumar sea menos placentero. También reduce los síntomas de abstinencia. Deberías comenzar a tomar Chantix una semana antes de dejar de fumar. Asegúrese de tomarlo con las comidas. Tome Chantix por 12 semanas. Los efectos secundarios incluyen: dolores de cabeza, náuseas, vómitos, problemas para dormir, sueños inusuales, gases y cambios en el gusto. Pero podría duplicar sus posibilidades de dejar de fumar.

5 – Pruebe la terapia de reemplazo de nicotina (NRT). NRT incluye todo tipo de parches, gomas, pastillas, aerosoles nasales, inhaladores o tabletas sublinguales que tienen y entregan nicotina en el cuerpo. No necesita una receta para NRT y puede reducir los antojos y los síntomas de abstinencia. NRT podría aumentar sus posibilidades de dejar de fumar en un 60 por ciento.

Los efectos secundarios de NRT incluyen: pesadillas, insomnio e irritación de la piel por parches; dolor en la boca, dificultad para respirar, hipo y dolor en la mandíbula para encías; irritación de la boca y garganta y tos para los inhaladores de nicotina; irritación de garganta e hipo para pastillas de nicotina; y irritación nasal y de la garganta, así como secreción nasal si se usa el aerosol nasal.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*