Remedios caseros para dejar de tener acné

El acné es un problema común de la piel que afecta a personas de todas las edades. Los adolescentes son quienes más sufren de acné debido a  mayores niveles de hormonas en su cuerpo.

acné-1

La falta de sueño, demasiado estrés, los malos hábitos alimenticios y un estilo de vida agitado también pueden causar acné. El acné puede aparecer en la cara, el pecho, la espalda y el cuero cabelludo. Aunque no existe una cura definitiva, hay muchos remedios naturales simples y fáciles usando ingredientes comunes que se encuentran en su despensa y heladera para prevenir o minimizar el problema.

Algunos remedios caseros para el acné:

1. Aplique un poco de vinagre de manzana:

vinagre de manzana

El vinagre de manzana mata a las bacterias que pueden estar causando todos los problemas de acné. También se vuelve alcalino, y equilibra el pH de tu piel, que a su vez hace que sea más difícil que las bacterias prosperen. Por si fuera poco es un astringente, como el jugo de limón, y ayudará a secar el exceso de grasa. Teniendo esto en mente, no exagere y seque la piel demasiado. Esto podría causar que las glándulas sebáceas se produzcan en exceso para compensar, por lo tanto podría desencadenar un brote.

Se necesita:

– Vinagre de manzana sin filtrar

– Agua fresca

Instrucciones:

Lavar la cara con agua y secar bien. Usando una proporción de 1 parte de vinagre cada 3 partes de agua, sumergir algodón en vinagre y aplicarlo directamente en la mancha. Dejar actuar durante al menos 10 minutos, o durante la noche. Volver a aplicar varias veces al día, lavar la cara completamente después de cada vez. Usar una crema hidratante después si la piel queda muy seca.

2. Hacer una máscara de canela y miel:

canela

La miel es pegajosa y la canela es picante pero, sorprendentemente, aunque pueda parecer extraño, la miel y la canela son una excelente combinación cuando se trata de acné. La canela tiene propiedades antimicrobianas, lo que puede ayudar a detener las bacterias. La miel es un antibiótico natural

Se necesitan:

-2 Cucharadas de miel

-1 Cucharadita de canela- Toallas de papel

Instrucciones:

Enjuagar la cara con agua y secar. Mezclar 2 cucharadas de miel y 1 cucharadita de canela hasta que se mezclen bien y hayan formado una especie de pasta. Aplicar la máscara en la cara (o lugar a tratar) y dejar actuar durante 10-15 minutos. Enjuagar completamente. Se trata de una mezcla pegajosa, así que asegurarse de tener algunas toallas de papel en la mano. 

3. Leche (o yogur) y miel:

leche

La leche puede mejorar sus brotes y tono de la piel. La leche calma la piel irritada, y ayuda a bajar el tono de la rojez. También se puede utilizar  yogur. Los ácidos son antibacterianos, mientras que la grasa proporciona la humedad, por lo que es muy nutritivo para la piel.

Se necesita:

– 1 cucharada de yogur natural o leche entera, todo menos descremada

– 1 cucharada de miel

Instrucciones:

Dejar que el yogur o leche alcancen la temperatura ambiente. Mezclar 1 cucharada de leche o yogur con 1 cucharada de miel. Aplicar la mezcla con un algodón. Dejar reposar durante 10 a 15 minutos. Lavar la máscara y usar una toallita para fregar suavemente con un movimiento circular para deshacerse de la piel muerta. Una vez que haya terminado, hidratar como de costumbre.

4. Batir claras de huevo:

Clara-de-huevo

Las claras de huevo son una manera fácil para ayudar a reducir el acné y desvanecer las cicatrices que dejan las manchas. La razón por las que las  claras de huevo son útiles para la piel es porque están llenas de proteínas y vitaminas que combaten el acné, y ayudan para reconstruir las células de la piel. También absorben el exceso de grasa. Usar una buena crema hidratante después, ya que pueden secar la piel un poco.

Se necesitan:

-2-3 Claras de huevo bien separadas de las yemas

-Bowl

Instrucciones:

Enjuagar la cara con agua y secar. Batir las claras hasta que estén espumosas, y dejar que repose durante unos minutos. Cubrir la cara con la mezcla (aplicar con los dedos es fácil), centrándose en los puntos problemáticos. 3 a 4 capas suele ser suficiente, pero asegurarse de que esperar la primera se haya secado antes de aplicar más. Dejar que la máscara se seque durante unos 20 minutos antes de enjuagar completamente con agua tibia y secar con una toalla suave. Aplicar la crema hidratante adecuada para tu tipo de piel.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*