Miedo a la muerte: ¿Cómo superarlo y aprender a vivir sin ansiedad?

Uno de los temores más comunes es el miedo a la muerte. Algunos problemas de ansiedad en realidad crean el miedo a la muerte por su propia cuenta, aunque el miedo a la muerte puede ser una fobia en sí, y no el resultado de un síntoma de ansiedad.

muerte1

En muchas personas el miedo a la muerte es tan fuerte o tan grave que no les permite disfrutar de su propia vida, solo por vivir pensando en la muerte. Por esta razón, hoy desde nuestro blog les traemos algunos consejos y sugerencias para aprender a vivir sin estar pensando en la muerte las 24 horas.

 El miedo a la muerte

El nombre más oficial de la fobia donde uno teme morir es Tanatofobia. El miedo a la muerte no siempre es una fobia. Recuerda, casi todo el mundo teme a la muerte de alguna manera. Mientras que algunas personas temen más que otros, hay un cierto grado de temor que es realmente común y que todos experimentamos en algún momento.

Es sólo cuando el miedo altera drásticamente la forma en que vives tu vida que se convierte en un problema grave. Si evitas las situaciones sociales, o tienes un miedo muy intenso, tu miedo a la muerte puede ser un problema más serio.

También hay menores temores de la muerte que no son necesariamente un problema, pero se pueden desarrollar en otros problemas. Algunos teorizan que muchas personas con ataques de pánico pueden ya tener miedo a la muerte, por lo que sus ataques de pánico son tan graves. Es importante hablar con un terapeuta si no estás seguro si tu miedo a la muerte es una de las causas de un síntoma de la ansiedad.

¿Qué hacer al respecto?

  • Reconoce tus temores: Escribe una lista de tus más profundos temores, los que están en tu mente todo el tiempo. No te reprimas; escribe todo. Ni siquiera tienes que leerlos después, puedes tirar el papel siempre que desees, pero sacarlos es un primer paso crucial para tratar con ellos.
  • La próxima vez que sientas la ansiedad o el miedo, párate y piensa por un momento acerca de lo que está causando esa sensación intensa. A continuación, identifícalos en voz alta si puedes, o claramente en tu cabeza si estás en un lugar público. A pesar de la irracionalidad de nuestra mente, muchas veces hablar en voz alta expresando nuestros miedos muchas veces es muy liberador.
  • Se agradecido: Esto parece tan obvio, pero muchas veces nos quedamos tan atrapados en las grandes cosas que nos olvidamos de apreciar las cosas pequeñas. Es un hábito importante tomarse un momento para pensar en las cosas buenas de la vida, y en lo bendecido que eres. No tenemos que ser esclavos de nuestra mortalidad, podemos estar agradecidos por la vida que llevamos. Está bien si nos deslizamos en pensamientos oscuros; es casi imposible vivir siempre en el momento presente en nuestro mundo de hoy. Pero si nos ponemos a nosotros mismos en una posición de gratitud, podemos superar nuestros miedos más plenamente.
  • Cambia el miedo a la muerte por actividades que te hagan sentir saludable y vital. Inicia una nueva actividad y trata de compartir tiempo con tus seres queridos y con las personas que te hacen sentir bien.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*