Filofobia: Cómo dejar de tener miedo a comprometerse emocionalmente

Existen personas que sueñan toda la vida con encontrar la persona con quien compartir su vida y vivir felices por siempre. Sin embargo, no todos somos iguales. Las personas que sufren filofobia tienen miedo a comprometerse emocionalmente, a sentir amor, y por eso,  desde nuestro blog queremos dejarles algunos consejos para todos aquellos que estén dispuestos dejar atrás sus miedos y optar por un buen cambio… por el amor.

corazon

 

¿Qué es la filofobia? 

La filofobia puede definirse como un persistente, anormal e injustificado miedo al amor, a enamorarse o a estar enamorado. Este no es un problema menor, ya que se trata de una condición que afecta profundamente la vida de quienes la padecen. El origen del trastorno suele estar en traumas infantiles relacionados con la familia o el entorno afectivo, relaciones anteriores que hayan resultado en engaños y sufrimiento, rupturas traumáticas, etc.

Generalmente, las personas que sufren esta fobia suelen optar por relaciones imposibles donde nunca podrán enamorarse, eligen hombres o mujeres que terminarán, huyen de alguien que se haya enamorado de ellos buscándole defectos inexistentes.

La filofobia no es el simple miedo a conocer a alguien, o el nerviosismo de encontrar con alguien que nos gusta por primera vez. La filofobia es un trastorno, muchas veces tan intensa que pone en marcha los mecanismos de defensa de nuestro cuerpo y deriva en consecuencias físicas y psíquicas.

 

Relaciones “express” 

Es muy común que las personas filofóbicas se encuentren constantemente buscando el tipo de relaciones que llamamos comúnmente “express”. Estas son relaciones sin ningún tipo de ataduras, compromiso o dependencia, que hacen que la persona se sienta segura y no tema enamorarse o verse involucrada en una relación amorosa y afectiva.

Existen otro tipo de filofóbicos que buscan relaciones que son inalcanzables, de esta forma no tienen que enfrentarse a la realidad y se convencen de que ellos si pueden amar, pero que su amor es imposible.

Otros provocan disputas para que la otra persona termine la relación. Muchos de estos conflictos, peleas o disputas tienen que ver con los celos, ya que, la idea de que su pareja les dejará por otra persona les sirve de excusa para no comprometerse.

images (3)

 

 

Las personas que tienen miedo a una relación amorosa estable, tienen generalmente:

  • La autoestima baja, piensan que nunca encontraran a nadie que los ame y que quiera mantener una relación con ellos, y por eso se boicotean ellos mismos.
  • Temen que la persona que está a su lado los defraude y los abandone.
  • Miedo a perder la libertad. Algunas personas que se encuentran muy afectados en su trabajo o vida profesional piensan que un relación los haría perder su vida laboral, su tiempo y sus decisiones.

¿Qué hacer para dejar de tener miedo al amor?

Lo primero y más importante es aceptar que tenemos un problema y debemos buscar una solución que nos sean favorable para poder mejorar nuestra calidad de vida. Recuerda que tú tienes la decisión. Tómate con calma las historias de amor. Quita el pie del acelerador y camina a tu propio ritmo. El amor es un camino muy personal que cada ser humano realiza a su manera.

Todas las personas tenemos derecho a amar y ser amadas, de recibir y dar sin temor, de  relajarnos y gozar de ese estado de paz y bienestar que nos merecemos recibir. Así como con las amistades, la relación de pareja debería potenciarnos y permitirnos sacar lo mejor de cada uno. Sin miedo, simplemente, estar abiertas a lo que nos llega sin tantos cuestionamientos. Pensar menos y entregarnos más. Estar abiertos a poder compartir nuestras emociones, sentimientos, vida con otra persona que nos respete y nos valore.

 

 Recuerda… 

No existe una única forma de amar, encuentra la tuya, y no temas sentir amor, que es una de las sensaciones más lindas de la vida.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*