Dejar de beber Alcohol, cómo dejar la bebida

En el momento que una persona ha tomado la decisión de dejar de beber alcohol, quizás lo primero que tenga que hacer, luego de haber tomado la decisión de que necesita un cambio de vida, es conocer cuáles son los efectos que provoca esto en la salud, para convencerse de lo necesario que es cortar con este hábito de una vez por todas para gozar de una buena salud. Tras esto, existen ciertos consejos que pueden servirte para dejar de beber alcohol y la bebida, que a continuación queremos compartir con vos y contarte.

¿Qué provoca el alcohol en exceso?

El alcohol es una sustancia que incide de manera directa sobre el sistema nervioso central, es decir en todas o casi todas de las estructuras cerebrales, con un efecto de depresión, que hace que muchos neurotransmisores resulten afectados.

En ese sentido se trata de una sustancia que incide en el proceso que tiene que ver con las órdenes que reciben las células nerviosas para que se activen, al mismo tiempo que aumenta aquellos procesos que tienen que ver con los mensajes que reciben estas células para cesar con su actividad. Esto es lo que explica los efectos de la sedación y de la disminución de la ansiedad que experimenta una persona cuando bebe alcohol.

Dejar el alcohol y la bebida

Dicho esto, ahora dediquémosnos  a qué hacer para dejar de beber alcohol y la bebida.
Pero no podemos comenzar de otro modo que no sea mencionando al síndrome de abstinencia como uno de los principales impedimentos para poder dejar decisivamente el alcohol, aunque esto no signifique que necesariamente haya que pasar por los síntomas característicos de este síndrome, a saber, náuseas y vómitos, dolor de cabeza, ansiedad, reducción sensitiva, alteraciones auditivas, visuales y táctiles, sudoración desmedida, etc.

Entonces la indicación para poder evitar este síndrome tiene que ver con la necesariedad de recuperar las funciones cerebrales que fueron alteradas por los efectos del alcohol. Sin embargo, para esto no alcanza hacer la desintoxicación normal que consiste en dejar el alcohol y listo. Por el contrario, para poder recuperar las neuronas dañadas se necesita de una intervención desde el aspecto farmacológico, que ayuda a que el paciente pueda tolerar el proceso, sín padecer los síntomas del síndrome de abstinencia y controlar la ansiedad que impulsa al consumo. Asimismo, desde esta perspectiva también se apunta a poder recurar aquellas funciones cognitivas que por este mismo motivo resultaron dañadas, como así los procesos afectivos, por ejemplo la calma, la capacidad de conciencia, la memoria, la retención, la capacidad de lectura, etc.

Por esto mismo es necesario poder consultar con profesionales especialistas en el tema, por ejemplo psicólogos o psiquiatras, que serán quienes puedan acompañarte en este proceso, ya que ellos sabrán orientarte en este camino y te derivarán a las terapias necesarias y que consideren justas a tu medida.  Además es desde esta contención que este tipo de profesionales ofrecen, que se puede tomar distancia de esta etapa, poder evaluar las razones que condujeron a este hábito dañino, entender cuáles han sido los efectos en el organismo y también sus consecuencias.

Para finalizar, debemos mencionar que en esta decisión de dejar la bebida implica otra serie de decisiones, como por ejemplo cambiar estilos y hábitos de vida, dejando de concurrir a lugares que antes propiciaban este hábito, y en su lugar empezar a optar por otros hábitos más saludables, frecuentando otros espacios que ayuden a propiciar éstos últimos. Asimismo es fundamental que la persona empieza tener nuevos objetivos, pero sobre todo que se plantee objetivos cortos y cercanos respecto a este gran objetivo de dejar el alcohol, que permita ir teniendo logros a corto plazo, para motivarse y continuar en este desafío.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*