Consejos prácticos para dejar de ser adicto al WhatsApp

Ver el móvil todo el tiempo para ver si han leído tu mensaje. Aguantar la respiración hasta que recibes una respuesta. Observar abrumado la última vez que tu pareja se conectó. Estas son señales de que eres adicto a WhatsApp, o al menos que estás utilizando demasiado la aplicación. Las personas que tienen este trastorno no la pasan bien, pero también causan sufrimiento a su entorno. ¿Cuántas parejas tienen discusiones producidas por tick azul? Imposibles de cuantificar.

whastaapp

Por eso hoy, desde nuestro blog te ayudaremos dándote algunos consejos que debes comenzar a tener en cuenta para superar tu adicción a WhatsApp.

 Los síntomas de la adicción:

WhatsApp es una aplicación que puede generar adicción. Varios expertos están de acuerdo en esto. Pero ¿cuándo se puede hablar de un uso adictivo?

WhatsApp se convierte en adictivo desde el momento en el que se obtiene un WhatsApp y que pasa a ser la prioridad número uno, el resto de las actividades, sin importar cuales sean, quedan de fondo. Esto puede tener implicaciones en el trabajo, en las relaciones y en otras áreas de la vida.

Esta es la lista de síntomas:

  • Estar pendiente todo el tiempo de recibir un nuevo WhatsApp.
  • Mirar obsesivamente el tick azul para ver si se han leído los mensajes enviados.
  • Padeces de “vibraciones fantasmas”.

Síndrome “vibraciones fantasmas”

La obsesión recibir mensajes en WhatsApp puede hacer sentir vibraciones en su ‘teléfono inteligente’ que no existen. Estas “vibraciones fantasmas” son acompañadas por una gran cantidad de estrés, que es más intenso cuantas más veces te fijas en tu móvil para ver si un mensaje ha llegado.

Whatsapp (1)

¿Por qué no me contestas?

Mirar el móvil sede sin parar ver si has recibido un nuevo WhatsApp. En el trabajo, en casa, en el cine, en la cama. Estas son algunas de las señales más claras de que puedes ser adicto a WhatsApp. Si esto también va acompañado de un sentimiento de desánimo por no haber recibido ningún mensaje, la adicción es aún más evidente.

Existen personas que le dan a WhatsApp el mismo valor que se da a una comunicación o relación cara a cara. Es importante recordar que no podemos medir el amor de una persona basándonos en la respuesta de un mensaje.

¿Qué hacer?

  • Quita el ícono WhatsApp de la pantalla principal: si no puedes permitirte el lujo de eliminar la aplicación WhatsApp completamente de tu teléfono, lo mejor que puedes hacer por lo menos es quitar el icono de acceso directo desde la pantalla principal. Cuando no lo veas cada vez que utilizas el teléfono, lo más probable es que necesites abrirlo menos.
  • Tómate el tiempo para responder a los nuevos chats: si sientes la necesidad de responder a los mensajes de WhatsApp tan pronto como los recibes, no actúes tan inquieto. La otra persona puede esperar. Solo puedes responder si es urgente, y sin desviar la charla.
  • No reenvíe cualquier cosa y todo lo
  • Dejar de enviar mensajes reenviados, chistes, videos, fotos a todos en tu lista de contactos. D vez en cuando compartir algún mensaje no está mal, pero evita hacerlo constantemente.
  • Comprueba WhatsApp cada una hora: intenta establecer un patrón y que sea un punto de referencia. Por ejemplo, que puedas ver tus chats de WhatsApp después de una hora y no a cada minuto o segundo. Al hacer esto, notaras que no pasas tanto tiempo en tu teléfono. Esta es una práctica de autocontrol y sin duda te ayudará a largo plazo. Con el tiempo puedes ir agregando cada vez más minutos.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*