Consejos para dejar de ser un hombre machista

El machismo es una expresión derivada de la palabra “macho” y se define en el Diccionario de la Real Academia Española (RAE)  como la “actitud de prepotencia de los varones respecto a las mujeres“.

machista

El hombre machista es el hombre que mantiene una actitud de superioridad hacia los miembros del sexo opuesto, y también una conducta expresiva de tal actitud.

machismo-1024x662

Cuando un hombre logra tomar dimensión de cómo el machismo está presente en su vida, puede ser más fácil para él cambiar esas actitudes o ideas que encierran violencia hacia el género femenino y lo hacen creer superior a éste.

Consejos para dejar de ser un hombre machista:

En casa

casa

Darse cuenta que no existen roles en el hogar para un hombre o para una amiga. Saber que todas las tareas pueden ser compartidas por ambos sexos. Cocinar, lavar los platos o cuidar de los hijos son tareas que pueden ser compartidas por la pareja sin importar el género.

En la cama

La sexualidad es un espacio donde muchos creen que el hombre debe ser un experto y puede vivir su sexualidad con plenitud, mientras que la mujer debe ser más ignorante en este terreno. Es importante saber que esto no es verdad, que la mujer también tiene derecho a vivir su sexualidad plenamente y que nadie está al servicio sexual del otro, sino que ambos están para el otro.

A la hora de manejar

machista (1)

Debe saber que las mujeres son tan capaces como los hombres para manejar y no pensar que es un terreno que pertenece sólo a los hombres. También evite comentarios machistas cuando ve a una mujer al volante.

En la elección profesional

Ya no existen profesiones u oficios que sean exclusivamente de hombres o mujeres. Si tiene que elegir a un profesional, hágalo en base a sus gustos o aptitudes físicas y no basado en estereotipos arcaicos.

En el trabajo

machista trabajo

Un machista no acepta que una mujer sea su jefa u ocupe el lugar de mando. Debe entender que no está mal que esto pase, ya que hombres y mujeres tienen las mismas capacidades para dirigir cualquier empresa. Lo importante es la preparación y la experiencia, no el género

En las salidas nocturnas

Los espacios nocturnos están asociados popularmente al género masculino. Si un hombre sale todo el tiempo nadie lo cuestiona, en cambio sí se cuestiona la integridad moral de una mujer si decide salir siempre con sus amigas. No juzgue esas cosas, salir a divertirse es un derecho que tanto hombres como mujeres tenemos y es sano hacerlo.

Con las mujeres solteras

solterona

 

Es socialmente común que cuando alguien ve a una mujer mayor de 30 años sola, piense que ya está grande o se le pasó el tren. Una mujer puede elegir ser soltera y no necesita de un hombre para sentirse completa.

En las actividades de esfuerzo físico

Como hombre o mujer no siga reproduciendo frases populares en el deporte, tales como: “Juegue como un hombre”. Estas expresiones descalifican a la mujer, y a la vez le otorgan superioridad al género masculino.

Con sus hijos

futbol-ninas

No obligue a sus hijos a mantener estereotipos sobre cómo debe vestirse o qué debe gustarle. Si a su hija le gusta jugar al fútbol, no la obligue a jugar con una muñeca porque sólo está imprimiendo sentimientos machistas en ella desde pequeña.

En su vocabulario de todos los días

Elimine de su vocabulario diario expresiones estereotipadas que comparan  a los hombres con las mujeres.  Expresiones referidas a formas de vestir, gestos o actitudes. Estas frases llevan implícitas descalificaciones, sexismo, homofobia y otras formas de discriminación.

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*