Cómo tratar con niños difíciles: Consejos y sugerencias para padres

¿Cuál es una de las claves para evitar constantes peleas con tu hijo? Lo creas o no, es la misma habilidad que te ayudará a través de cualquier situación de crisis, tu capacidad para mantener la calma. Cuando su hijo está molesto, ansioso o enojado, mantener la calma es la mitad de la batalla.

nuñoimages

Si sientes que la situación está fuera de que control y no sabes cómo manejar la relación con tus hijos, a continuación te dejamos algunas sugerencias.

Hay muchas razones para el comportamiento difícil. Aquí hay algunas posibilidades:

  • Cualquier cambio en la vida de un niño puede ser difícil para ellos. Este podría ser el nacimiento de un nuevo bebé, mudarse de casa, cambiar de escuela, muerte de algún familiar, cambio de niñera, etc.
  • A veces, el niño puede reaccionar de una manera particular por la forma en que has manejado un problema en el pasado. Por ejemplo, si le has dado a tu hijo dulces para mantenerlo callado en la tienda, es normal que se comporte de la misma forma en otras situaciones esperando el mismo resultado.
  • Muchas veces los niños ven a los berrinches como una forma de llamar la atención (incluso si es mala atención). Pueden despertar en la noche como una manera de conseguir un abrazo y un poco de compañía.
  • Piensa en las veces en que el comportamiento del niño es más difícil. ¿Podrá ser porque está cansados, hambriento, sobreexcitado, frustrado o aburrido?

Todo comportamiento es una forma de comunicación:

Todo el mundo se comunica a través de la conducta. Un bebé puede llorar cuando tiene hambre, al igual que un adulto puede bostezar cuando se aburre en el trabajo. Los adultos y los niños están comunicando algo a través de su comportamiento durante cada momento de cada día, incluso sin ser conscientes de ello. El comportamiento problemático o inapropiado de un niño es una señal de que está molesto y que algo no está bien.

Los niños a veces tienen problemas para comunicarse, porque pueden no conocer las palabras para describir cómo se sienten o qué hacer en una situación difícil. Así, los niños se involucran en comportamientos desafiantes por una razón.

¿Qué hacer?

  • Haz lo que sientes que está bien: Nadie conoce a tu hijo mejor que tú, por esta razón, piensa en lo que es adecuado para él, para ti y para la familia. Si haces algo en lo que no crees o que no sientes que es correcto, probablemente no va a funcionar.
  • No te rindas: Una vez que hayas decidido hacer algo, sigue haciéndolo. Las soluciones toman tiempo para trabajar.
  • Obtén el apoyo de tu esposo, pareja, un amigo, otro padre de familia, el visitante de la salud o tu médico de cabecera. Es bueno tener a alguien con quien hablar.
  • Se consistente: Los niños necesitan consistencia. Si reaccionas con el comportamiento de tu hijo de una manera un día y de otra manera diferente la próxima, es confuso para ellos. También es importante que todo el mundo cerca de tu hijo se ocupe del problema de la misma manera.
  • No reaccionar: Esto puede ser difícil. Cuando tu hijo hace algo molesto después de un tiempo, tu ira y la frustración pueden acumularse. Es fácil controlas tus sentimientos. Si pierdes el control, toda la situación puede empeorar. Es imposible no mostrar tu irritación y enojo a veces, pero trata de mantener el control. Encuentra otras maneras de lidiar con tu frustración, como hablar con otros padres sobre cómo te sientes.
  • Se positivo de las cosas buenas: Cuando el comportamiento de un niño es difícil, las cosas que hace bien no pueden ser pasadas por alto. Dile a tu hijo cuando estás satisfecho por algo que ha hecho. Puede dejar a tu hijo feliz dándole atención, un abrazo o una sonrisa. Dile a tu hijo que lo amas sólo por ser él mismo.

niñamadre-e-hija-abrazadas

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*