Cómo sacar a mí bebe de la cama: Soluciones para terminar con el colecho

Existen muchos padres que duermen con sus hijos hasta edades avanzadas ya que les resulta una práctica habitual o natural que se dio de forma espontanea. Si bien existen muchas ventajas  al dormir con nuestros hijos, es importante crear una rutina en ellos y evitar futuros caprichos y llantos. Hoy desde nuestro blog les dejamos algunos consejos a tener en cuenta por aquellos padres que sientan que es hora de un cambio.

 

¿Qué es el colecho?

La palabra colecho hace referencia al acto de dormir con nuestros hijos, ya sea en la misma cama matrimonial  o adosando una cuna especialmente diseñada a la cama familiar. El colecho implica que los niños compartan la cama con sus padres, y hoy en día es una tendencia y una práctica que suma adeptos día a día.

Beneficios del colecho:

Como toda practica, el colecho, tiene ventajas y desventajas a ser analizadas. Algunos de los beneficios son:

·         Experiencia integradora tanto para el niño como para sus padres. Dormir en la misma cama refuerza el vínculo afectivo y es una forma de conectarse con el pequeño a otro nivel.

·         Es una comodidad muy importante para la madre, ya que puede estar atenta a las necesidades del niño en todo momento. Muchas madres que se encuentran en periodo de lactancia encuentran en el colecho una solución muy cómoda al momento de responder a las demandas de su hijo. La mujer descansa mejor ya que debe evitar levantarse para darle el pecho o el biberón a su bebe. Es muy normal escuchar madres que ni siquiera saben la cantidad de veces que se han levantado en una noche y es que en realidad nunca se han llegado a despertar del todo.

·         Los padres descansan más tranquilos sabiendo que tienen a su hijo cerca y que van a poder ayudarlo y asistirlo casi inmediatamente. Es común que los padres se preocupen por no escuchar a su bebe de noche o cuando el cansancio de una larga jornada los encuentra en un sueño profundo.

·         El bebe se siente acompañado al permanecer cerca del calor de sus padres, brindándole tranquilidad y calma.

Desventajas del colecho:

·         Perdida de intimidad en la pareja. Aunque el niño no es excusa para evitar el contacto, es muy difícil encontrar un espacio de intimidad cuando este se encuentra ocupando el mismo lugar y espacio.

·         El cambio de la cama matrimonial a la cuna/ cama propia será más complicado y doloroso tanto para el niño como para los padres, ya que ambos se encuentran muy acostumbrados  a dormir juntos. El cambio en la rutina muchas veces no es simple y requiere de mucha voluntad y seguridad por parte de los padres el hacer entender a los niños que cada uno tiene su espacio.

·          Muchos padres terminan recurriendo al colecho ya es una comodidad para ellos, o porque es la única forma en que el niño se duerma, sin pensar en su bebe y si él se encuentra cómodo en el lugar que se le ha dado.

·         Es riesgoso para la seguridad del niño. Las camas matrimoniales o familiares no están preparadas para niños y pueden caerse y lastimarse. También es cierto que los propios padres pueden llegar a representar un peligro para los niños porque pueden patearlos o aplastarlos. Muchas veces y a causa del sueño profundo es difícil darse cuenta exactamente donde se encuentra ubicado el bebe.

Consejos para sacar a nuestro bebe de la cama matrimonial:

  •  Empieza por crear una rutina antes de dormir. Puedes utilizar un cuento, una nana o una rutina de baño que les indique que se acerca la hora de dormir. Los niños valoran la previsibilidad y las pautas y se encontraran más tranquilos a la hora de ir a sus camas.
  •   Evita utilizar la cama matrimonial como un recurso. Es importante que l niño entienda que cada uno tiene su propio lugar y que el suyo es en su cuna o cama con sus juguetes, sus sabanas y sus objetos propios.
  •   Intenta tomarte el asunto con mucha paciencia y cariño. Piensa que estas ayudándolo a generar su espacio de intimidad e independencia futura.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*