Cómo dejar una pequeña manía

Vamos a comenzar a definir qué es una manía , porque no se debe confundir con el estado maníaco. Una manía es un trastorno mental que consiste en una elevación anómala del estado anímico. Las manías se repiten rutinariamente de manera obsesiva. Muchas veces puede terminar en el llamado trastorno bipolar. Aunque el caso de hoy son de pequeñas manías, como la de comerse las uñas, morderse los labios, jugar con el cabello u ordenar constantemente las cosas. En otro post nos dedicaremos a manías más graves.

Comerse-las-uñas

Manifestación de una manía:

Las manías no se manifiestan de la misma manera, generalmente se manifiesta de forma repetitiva y de forma obsesiva hasta llegar a ser de cierta manera esclavizante. Por más que en realidad se vea como una acción inofensiva, no deja de ser una manía.

Manías que se pueden superar:

Entre las manías que son fáciles de superar te contamos que pueden ser:

De  comerse  las uñas: La inseguridad, los nervios, el aburrimiento hacen que se recurra a la manía de morderse las uñas. No solo es cuestión de estética sino que se dañan hasta los dientes y encías al hacerlo y da aspecto de descuido.

De morder algo:  ya sea un lápiz, una birome, el celular, los anteojos diríamos que casi de forma inconciente. Además de poder llegar a tener trastornos en los dientes y en los labios también el hecho de llevar objetos a la boca con bacterias puede producir contagios.

De jugar con el cabello sin parar: El pelo de esta manera se ensucia, se vuelve grasoso, se rompen las puntas y se debilita.

De apretarse granitos: Seguramente el que sufre de esta manía ni bien le sale el granito lo aprieta hasta destruirlo. La cara comienza a tener manchas y pocitos, se pueden infectar y termina siendo un desastre.

Ordenar compulsivamente las cosas: Buscan que las sillas estén parejas, que el número sea par, que las perillas estén para el mismo lado.

De estar mirando contínuamente el celular aunque uno no tenga avisos.

¿Cómo superar una manía?

Es difícil llegar a identificar una manía por la persona que la sufre, porque muchas veces no se toma conciencia de ello. Tal vez el entorno marcarán el problema y harán recapacitar. Lo importante es poder superar los sentimientos negativos.

Manía de comerse las uñas: Ante todo pedirle a los familiares y amigos que te reten cuando te vean . Luego podés probar al principio mojar la punta de los dedos con vinagre, limón, jabón, etc, cosa de tener mal sabor al llevar los dedos a la boca. Otra manera es pintándolas, de esa manera se reforzarán y al verlas más lindas…..no te vas a atrever comerlas!

Manía de morder algo: Como ya dijomos que es anti higiénico ante todo mantené tu boca siempre recién lavada, ya que al tenerla fresca posiblemente recuerdes no morder. Si no da resultado, quizás un chicle es la solución. Preferentemente elegir sin azúcar. Mantendrá el chicle la boca ocupada.

Manía de jugar con el cabello sin parar: Una de las soluciones es atarse el pelo. Atado con gomitas, hebillas o de cualquier forma evitarás tocarlo tanto.Si lo que necesitás es tocar algo, tené a mano un peluche o una bola anti estrés.

Manía de apretarse un granito: Los que se apretan granitos terminan teniendo su cara infectada. Acabarán llenos de marcas. Por eso es importante colocar correctores con antisépticos, lavar todas las noches bien la cara. Entre los trucos caseros de podemos contar que podés usar pasta de dientes , aloe vera o pepino.

Manía de ordenar las cosas: Proponerse dejar las sillas un poco corridas, las perillas desordenadas cada vez que se tiene el impulso de ordenar. Hasta lograr poder ver aunque sea un leve desorden.

Manía de mirar el celular a cada rato: Ultimamente es un problema este tipo de manía que ya se la ve en casi todos los jóvenes. Contínuamente miran el dispositivo móvil aunque no tengan ningún aviso. Obvio que es necesario mentalizarce para prescindir de estar mirando contínuamente.

¿Es necesario acudir a un especialista?

Muchas veces el que sufre una manía debe caer en las manos de un especialista o de un psicólogo para poder superarla. Esto es en el caso que no se puede superar solo y que la manía ya nos acarrea problemas.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*