Cómo dejar de tener pesadillas

En mayor o menor medida todos hemos tenido pesadillas y hemos despertado con una sensación de irrealidad, miedo o ansiedad. Las pesadillas pueden llegar a ser un verdadero problema para las personas que las sufren. A continuación les dejamos información sobre ellas, sobre sus causas y la prevención.

dddd

¿Qué son las pesadillas?

Las pesadillas pueden ser definidas como sueños angustiantes, desagradables omolestos que generan muchas veces terror o miedo excesivo. Aparecen cuando nos encontramos en la fase de sueño más profunda, debido a esto, las imágenes se sienten reales y nos despertamos angustiados y el temor nos acompaña por algunos minutos aun después de despertarnos. Es la sensación de que estos sueños son reales lo que afecta nuestro estado emocional y nos produce ansiedad, llanto, terror, y en casos extremos hasta gritos o altercados nerviosos.

¿Porque tenemos pesadillas?

Las pesadillas son reacciones fisiológicas y psicológicas que ocurren mientras dormimos, y que pueden referirse o relacionarse a sucesos o a recuerdos lejanos. Es muy común que las personas sufran pesadillas después de experimentar un hecho traumático o una situación de stress. En otros casos la ansiedad frente a diversas situaciones, como una entrevista de trabajo, una viaje al exterior, o cambios muy radicales pueden generar trastornos en el sueño. Situaciones de incomodidad mientras dormimos, como ruidos en la casa, respiración irregular u otra manifestación física pueden generar angustia aún sin ser conscientes de ellas.

¿Cuáles son las pesadillas más comunes?

Algunas de las pesadillas más comunes son por ejemplo:
– Soñar con perderse un evento muy importante, como puede ser una boda, un viaje, una cita, una entrevista de trabajo, etc.
– Soñar con desastres naturales como tsunamis, tornados, terremotos u otras catástrofes naturales.
– Soñar que nos lastiman o nos provocan algún tipo de herida.
– Soñar con estar atrapado u encerrado en algún sitio. Esta es la peor pesadilla de las personas que sufren claustrofobia o algún trastorno relacionado con el encierro.
– Soñar que nos caemos es una de las pesadillas más comunes y generalmente, cuando nos despertamos nuestro cuerpo reacciona con una fuerte sacudida.
– Soñar que nos persiguen. Puede tratarse de un animal peligroso, un ser ficticio, una especie de monstruo o una persona con malas intenciones que pretende atacarnos o lastimarnos.

¿Quiénes son los que sufren más pesadillas?

Generalmente son los niños los que suelen tener pesadillas o terrores nocturnos con mucha frecuencia. Teniendo en cuenta que los niños pequeños son fáciles de impresionar, cualquier recuerdo negativo puede convertirse en una pesadilla angustiante. Es importante destacar que las pesadillas ocasionales no afectan su desarrollo psicológico, sino que es normal debido a la falta de dominio y entendimiento del mundo que los rodea. Con la edad, y cuanto más nos acercamos a la adolescencia, menos frecuentes son las pesadillas.

temores_590

¿Cómo podemos controlar nuestras pesadillas?

Existen algunas medidas que podemos tomar para evitar las pesadillas. Evitar el consumo de estimulantes antes de dormir es importante, ya que el café, té, o las bebidas energéticas afectan nuestro metabolismo incrementando nuestro nerviosismo o ansiedad. El consumo de bebidas alcohólicas tampoco es recomendable. Algunas personas piensan que el efecto del alcohol les ayudara a dormir, pero el efecto desaparece y las pesadillas pueden aparecer nuevamente. Es importante evitar las alteraciones del sueño, si usted vive en una casa donde se escuchan ruidos, tanto del interior como del exterior, dormir con tapones para oídos es una buena medida.
Existen personas que de forma habitual se ponen a pensar en sus problemas justo antes de dormir,es importante tratar de usar otro momento del día para pensar en nuestros problemas y posibles soluciones a ellos. Sacar de la cabeza nuestras preocupacionesantes de dormir es esencial. Siempre debemos dormir sin pensar en nuestros problemas.

big_itempesadillas

Consejo:

Es importante tener en cuenta que tener pesadillas es algo normal, pero si éstas son reincidentes y afectan nuestras emociones, tomar distancia de ellas y recurrir a un profesional para analizarlas es una buena opción.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*