Cómo dejar de tener miedo a las enfermedades

Cuando hablamos de miedo a las enfermedades, concretamente de lo que estamos hablando es de la hipocondría y éste es un trastorno muy habitual.  A éste lo podríamos definir como la preocupación o miedo que sufre una persona a enfermedad. En este sentido es común que las personas piensen que padecen una enfermedad al interpretar así ciertos síntomas físicos que tiene.  Como esto es algo muy común, hoy a lo largo de este post queremos hablar de ello y por eso en lo que sigue a continuación te contamos cómo dejar de tener miedo a las enfermedades.

Dejar de tener miedo a enfermar

Debemos saber que la hipocondría es un trastorno de ansiedad, que está definido por la obsesión y temor a padecer enfermedades físicas, sobre todo, graves. Las personas que padecen de este trastorno, no logran encontrar médicos ni tratamientos que los ayuden a calmarse y estar tranquilos, ya que están seguros de que están enfermos y no hay tratamiento que pueda salvarlos.

Pero lo bueno es que se puede tratar este problema y un consejo para dejar de tener miedo a enfermar o a las enfermedades, tiene que ver con disminuir la frecuencia con la que buscas síntomas o signos de enfermedad en vos mismo. En este sentido, es común que las personas que sufren de este miedo revisen su cuerpo con ciertos rituales específicos para detectar síntomas que indiquen que una enfermedad asecha. La sugerencia es poder detectar con qué frecuencia se hace esto y empezar a hacerlo menos, y el tiempo que antes dedicabas a eso, dedicarlo a realizar ejercicios de relajación.

Otra conducta con la que se debe cortar es con buscar en internet enfermedades, como así los síntomas que te encontraste para ver cuál sería tu diagnóstico. Esto se debe a que cuando buscamos, lo que tratamos de hacer es confirmar que tenemos una enfermedad grave, en lugar de desconfirmarlo y comprobar la buena salud. Por eso es importante dejar de hacer esto.

Por otro lado, es importante empezar a reforzar la confianza en uno mismo, sobre todo en el cuerpo propio. En este sentido, empezar a pensar en la sabiduría del cuerpo humano, de que él busca estar sano y vivir así, sobre todo porque su principal objetivo es la supervivencia. Sin embargo muchas veces ese bienestar al que siempre tenderá el cuerpo se ve interferido cuando hay ciertas emociones o programas mentales negativos. Pero esto ya no depende de tu cuerpo sino de tu autocontrol por las emociones, por eso es importante empezar a abordar aquellos temas que nos preocupan, a tramitar las emociones, para que ellas no se manifiestan a través de síntomas físicos.

Y otra técnica de gran utilidad en estos casos, es empezar a cambiar el foco de atención. Quienes tienen miedo a enfermedad o hipocondría, siempre están atentos a síntomas y signos que denoten enfermedad o problemas de salud. Pero si en lugar de buscar siempre lo negativo empezamos a ver todos los signos que nuestro cuerpo nos demuestra de su buena salud, es decir, empezar a identificar señales de salud. En este sentido, tendrás que empezar a ver tu cabello, el tono muscular, el color de la piel, la humectación de la piel, etc. Pero además hay que cambiar la perspectiva de interpretación en general, y siempre buscar una positiva. Esto significa que aún cuando haya días en los que no te sientas del todo bien, haya un dolor de panza, de cabeza, esto no significa que estás mal. Por eso debemos diferenciar entre lo que son malestares comunes y normales de la vida, con lo que son síntomas de una enfermedad verdaderos.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*