Cómo dejar de tener miedo a la oscuridad: consejos prácticos

Miedo a la oscuridad, los monstruos en el armario, o simplemente la ansiedad de irse a la cama – estos son todos relativamente común en los niños pequeños, en algún momento durante su infancia. También existen personas adultas que sienten ansiedad o estrés al encontrarse solo o en lugares sin luz. Por eso hoy, desde nuestro blog les dejamos consejos útiles ya se para ayudar a sus hijos, o para adultos con este problema.

dormi

¿Por qué los niños (y algunos adultos) tienen miedo a la oscuridad? 

  • Existe una falta de conocimiento.
  • El individuo puede tener una imaginación desenfrenada.
  • Halloween, varios juegos, televisión, música y películas también puede contribuir al miedo.
  • El niño (o adulto) puede centrarse en su debilidad en comparación con el tamaño de la amenaza imaginada.
  • El temor pueden haber sido transmitido de una generación a la siguiente.
  • Los padres y los compañeros pueden sentar las bases para el miedo en el individuo a través de sus propios miedos.

Miedo a la oscuridad

Los miedos son emociones subconscientes provocadas por la mente con el fin de protegerse del peligro. El subconsciente se diseñó para la supervivencia como prioridad básica, pero el problema surge cuando ese miedo se convierte en irracional de una manera tal que se desencadene donde no es necesario.

El miedo a la oscuridad es un miedo irracional a la oscuridad, la persona que sufre de este problema generalmente piensa que los monstruos u otras cosas malas le harán daño tan pronto como se quede en un lugar oscuro. El miedo a la oscuridad puede afectar su vida hasta el punto de que no puede dormir hasta que las luces se encienden.

Incluso cuando cierran los ojos es muy probable que vean cosas, personas o objetos en la oscuridad. Desafortunadamente, muchas personas ven las cosas malas cuando cierran los ojos. Los que sufren de este miedo tienden a dejar las luces encendidas cuando se van a la cama. Se quedan en su habitación y combatir la fatiga hasta que no pueden resistir más y se quedan dormidos.

Mucha gente no sólo sufre de ataques de pánico, sino también de insomnio (trastorno del sueño), de forma que ven afectadas sus vidas, no solo de noche, sino de día también, ya que están cansados y fatigados por la mañana.

Permanecer despierto con las luces encendidas parece ayudar a los ataques de pánico, aunque no siempre se puede dormir de esta forma, sin contar que es molesto para quien se encuentre en la misma habitación.

dormir

¿Cómo tratar el miedo de la oscuridad?

  • El miedo a la oscuridad es un miedo irracional. Después de todo hay nada que temer por ahí, pero lo que hace que la creencia de encontrar cosas que dan miedo en lugares oscuros se mantenga intacta, es que la persona rara vez piensa y analiza sus miedos, sólo escapan} de lo temen} y por eso se queda dónde está.
  • Relájate profundamente durante el día y programa relajarte en la oscuridad.
  • Piensa y analiza tus miedos.
  • No te paralices, utiliza ejercicios de relajación.
  • Cuando te encuentres frente a una situación estresante, no te angusties y trata de respirar por nariz y exhalar por la boca varias veces.
  • Mantén la rutina de dormir feliz y divertida. En los 30 a 60 minutos antes de la hora de acostarse, no te expongas a las películas de terror, programas de televisión, cuentos aterradores, música de terror o vídeos u otros estímulos que pueden ser molestos.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*