Cómo dejar de tener la piel grasosa: consejos para lucir una piel fresca

Aceites producidos por el cuerpo ayudan a mantener la piel sana, pero muchas veces el exceso de aceite puede provocar manchas y acné. Afortunadamente, puedes combatir el exceso de grasa siguiendo los consejos que te dejamos a continuación y así lucir una piel fresca y sin imperfecciones.

How-to-Get-Rid-of-Shine-on-Oily-Faces

Piel grasa:

Si tienes la piel grasa, las glándulas sebáceas están bombeando a cabo un exceso de sebo, la sustancia cerosa que protege su piel. Cuando hay demasiado, la piel luce aceitosa, y la sobreabundancia de sebo puede contribuir al acné.
La herencia juega un papel importante: por ejemplo, las personas con el pelo oscuro generan más oleosidad que la gente de pelo rubio. Pero hay otros factores que contribuyen, como el estrés y los cambios en la actividad hormonal. Las mujeres que toman anticonceptivos orales tienen más probabilidades de tener problemas de piel grasa.
La piel grasa tiende a envejecer mejor y desarrollar menos arrugas que la piel seca o normal. Pero a su vez requiere más atención, ya que es necesario mantener la limpieza de los poros.
Los cambios en los niveles hormonales, como los que ocurren durante la adolescencia y los 20 años, pueden hacer que la piel se vuelva grasa y se desencadenen brotes de acné. Pero no es sólo un problema para los adolescentes y adultos jóvenes. Muchas mujeres notan problemas de piel grasa alrededor de la época de la menstruación, durante el embarazo o la menopausia.

Consecuencias negativas:

Tener la piel grasa puede conducir a un brillo antiestético y al acné. Hasta cierto punto, no se puede controlar la cantidad de aceite que la piel produce debido a que cada persona tiene un tipo de piel diversa que se ve afectada por diferentes motivos, entre ellos los genes.

Secretos para lucir una piel fresca y saludable:

– Aunque parezca increíble, no debes lavarte tan seguido, ya que el sebo (aceite de la piel) no es intrínsecamente malo. Está ahí para lubricar la piel y protegerla. Cuando constantemente la despojas de sus aceites, produce más oleosidad, y termina por producir tanto que deja la piel grasosa y manchada. Es necesario reducir el lavado y cambiar a, productos naturales súper suaves.
– No te laves la cara más de dos veces al día.
– Date un masaje: un polvo de grano fino puede ayudar a absorber el aceite y deshacerse de las células muertas que obstruyen los poros. Varias veces a la semana, masajea tu cara con suero de leche después de lavarte. Los cultivos activos en el suero de leche contienen ácidos que ayudan a limpiar la suciedad y cerrar los poros.
– Utiliza sólo cosméticos y artículos de tocador sin aceite. Cualquier producto que aplicas en tu piel debe ser etiquetado como libre de aceite. El uso de cosméticos en polvo mineral, a diferencia de los productos cremosos, también puede ayudar a absorber un poco de aceite.
– Mejorar tu dieta y estilo de vida: muchas veces la producción excesiva de oleosidad se debe a que se dispara internamente por reacciones hormonales que son influenciados por tu dieta y estilo de vida. Elimina el consumo de alimentos procesados, y elige comer más frutas y verduras. También puedes intentar cortar lácteos de tu dieta durante un tiempo, ya que para muchas personas, las hormonas de los productos lácteos pueden tener una gran influencia sobre el acné y la producción de sebo.
– Otros factores de estilo de vida para mejorar incluir hacer más ejercicio, la reducción de sus niveles de estrés, conseguir más sol, y dormir mejor.

consejos-piel-saludable-1
Consejo:

Si sientes que los remedios caseros no ayudan a calmar la producción de sebo de tu piel, no dudes en consultar con un profesional.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*