Cómo dejar de ser una persona pesimista y ser alguien positivo en la vida

El pesimismo es algo horrible y resulta desastroso. Arruina esperanzas y posibilidades. Si alguien es pesimista, no tiene la esperanza de un futuro mejor. Los obstáculos en el camino parecen enormes. La persona pesimista suele quedarse donde está, sin lograr ningún progreso y eso lo puede llevar a perder cosas importantes.

pesimista-707x300

Ser pesimista implica asumir siempre lo peor y eso puede traer consecuencias muy negativas en la vida. Al ver sólo los aspectos negativos de cualquier situación, se pueden perder muchas oportunidades, también es difícil encontrar la solución a posibles problemas, y no se pueden tomar medidas que puedan mejorar sus relaciones y su calidad de vida. De hecho, los estudios muestran que los pesimistas son más propensos a desarrollar enfermedades crónicas más adelante en la vida que las personas optimistas. Los optimistas ven la luz al final del túnel.

pesimista

Ser optimista es una elección

los-dos

Si usted tiene una visión generalmente optimista o pesimista, cualquiera de las dos tendrá un gran impacto en las posibilidades que puede ver. Y las posibilidades que pueda ver determinarán lo dispuesto que está para intentarlo. Y lo que están dispuestos a intentar o no, va a ser lo que determine sus logros.Es difícil dejar de tener una visión pesimista del mundo, pero es necesario empezar a ver el vaso medio lleno en vez de medio vacío para  lograr objetivos y cosas buenas en la vida.

El pesimismo es algo que casi todos enfrentamos cada tanto, pero existen algunas cosas que pueden ayudarlo a luchar contra él, superarlo y convertirse en alguien optimista:

Dejar de lado el supuesto de que el mundo está contra uno, o que nació con una nube gris sobre su cabeza: 

Es una suposición que no tiene base en la razón o la ciencia. Debe lograr atribuir su pesimismo a un conjunto único de circunstancias y no al estado del mundo en sí mismo, eso le permitirá cambiar su perspectiva.

Entender que el pasado no es igual al futuro: 

El hecho de que usted haya experimentado dolor o decepción en el pasado no significa que lo que empieza mal terminará mal. No debe sacar conclusiones anticipadas.

Véase a sí mismo como una causa, no un efecto: 

Usted no tiene que ser un producto o una víctima de sus circunstancias. Deje de pensar en lo que le está sucediendo y empiece a pensar en lo que puede hacer que suceda. Si no estás contento con la vida que tiene ahora, debe fijar metas y seguir adelante. Utilice sus experiencias negativas del pasado para construir cosas positivas y tomar mejores decisiones. La vida consiste en tomar muchos riesgos todos los días, y no todos ellos terminarán positivamente.

Utilice afirmaciones positivas: 

Escriba frases cortas que le recuerdan lo que estás tratando de cambiar y colóquelas en lugares donde pueda verlas todos los días. Pueden ser algunas frases como: “Todo es posible”, “Mis circunstancias no me crean, “Yo creo mis circunstancias”, “Siempre tengo una elección”, “Yo elijo vivir mi lado positivo de la vida”, etc.

Recuerde que la vida es corta: 

Cuando usted se sienta pesimista, recuerde que cada minuto cuenta. Todo tiempo desperdiciado, es menos tiempo para disfrutar de la vida. Ser pesimista lo hace perder tiempo pensando en cosas negativas que no han sucedido aún y no tienen porque suceder.

Sea un optimista equilibrado: 

Ser optimista no significa vivir creyendo que nada malo va a suceder. Lo importante es ser alguien optimista pero racional que toma lo bueno y lo malo, con la esperanza de la bueno, y entendiendo que el ser pesimista no lo lleva a lograr nada. Prepararse para lo peor, pero esperar lo mejor.

optimismo

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*