Cómo dejar de ser un comprador compulsivo y saber controlarse

A la hora de querer hacer un cambio sobre la propia persona, lo primero que se debe identificar es que hay algo que no funciona como se debe o según lo esperado y que es necesario cambiar, debido a que sólo sobre la aceptación de la necesidad de un cambio, es que en verdad se puede hacerlo. En este sentido, si te has identificado como una persona que tiene una compulsión hacia las compras, que no puede controlar este deseo desmedido e incontrolado de comprar y gastar dinero, es importante saber que estamos hablando de una adicción, tal como cuando hablamos de alcoholismo o drogas. Es por esto que un cambio se necesita y con urgencia y de este de lo que queremos hablarte en el día de hoy, porque vamos a contarte Cómo dejar de ser un comprador compulsivo y saber controlarse.

compra-compulsiva-1

Cómo dejar de ser un comprador compulsivo y empezar a tener más control

Como se trata de una adicción, para poder tratarla, lo primero que vas a necesitar es voluntad y energía para poder hacerle frente, y sobre todo, ganas de terminar con ellas.

Una buena manera de empezar a controlar esta adicción es manejarse únicamente con dinero en efectivo, y para eso vas a tener que cancelar todas las tarjetas de crédito que tengas y en caso de tener varias, deja sólo una habilitada para que puedas usar ante cualqueir emergencia.

compra-compulsiva

También se sugiere que antes de salir de la casa, la persona haga una lista de las compras que tiene que hacer, para comprar sólo que se necesita y nada más. Lo ideal es que se vaya directamente hacia el lugar en donde se puede conseguir lo que se necesita y rápidamente volver a la casa. Es importante tomarlo como un objetivo a cumplir, para poder comprobar que uno puede lograr lo que se propone.

Otra alternativa consiste en buscar sustitutos cuando surge la compulsión hacia la compra. Es decir, cuando uno empieza a sentir ese deseo irrefrenable y desmedido de comprar, se sugiere que la persona pueda ocupar su cabeza en otra cosa, pro ejemplo en realizar alguna actividad física que te guste, leer, ir a un parque o cualquier actividad que te resulte placentera y que esté alejada de las compras.

compradora-compulsiva

Por último, se sugiere que cuando surge esta necesidad de comprar algo, la persona pueda pensar qué es lo que desencadena esta necesidad y si lo hace para sentir mejor, lo mejor es poder solucionar el conflicto de base, preguntandose por la causa y no buscar la solución en la compra como último escalón.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*