Cómo dejar de ser histéricos en la relación de pareja

En el post del día de hoy tenemos una temática muy interesante, en especial para aquellos que están en pareja. Suele ocurrir que alguno de los miembros de la pareja, sea el hombre o la mujer, toman actitudes de índole histérica; esto es, querer realizar determinada conducta pero luego dejar al otro en una posición de frustración. Si te sentís identificado con esto, no te pierdas esta información que tenemos a continuación.

Consejos y recomendaciones para dejar de ser histéricos en la relación de pareja

Suele ser muy común en algunas parejas esta forma de relacionarse, en especial en parejas de jóvenes o adolescentes. Existen personas que padecen algún tipo de trastorno de personalidad y que es por ese motivo que se comportan de forma histérica en todos los ámbitos de sus relaciones, pero también ocurre que algunas personas se comportan así sólo en determinadas situaciones y con personas puntuales.

Cuando nos referimos a una persona histérica hacemos referencia a aquella que se siente insatisfecha con su vida, mostrando y demostrando dificultades para establecer un vínculo sólido en sus relaciones de pareja. Ésto se debe a la imposibilidad de entregarse al otro, suelen tener momentos donde se entregan a su amor, pero por momentos ocurre la retracción y dejan al otro perplejo, generando sentimientos de frustración.

Lo que aparece a primera vista en estas personas suelen ser conductas seductoras, pero enseguida aparece la imposibilidad de sostener un vínculo profundo cuando comienza a avanzar la intimidad con el otro. Se conoce que la infancia de estas personas suele estar teñida de vínculos conflictivos en la relación con sus padres, con escasa sinceridad y poca confianza en ellos. Es esto lo que en la adultez suele repetirse en las relaciones de pareja, pudiendo crear esta personalidad histérica o comportamiento histérico.

Puede resultar dificultoso y hasta tormentoso para la pareja, es por esto que se recomienda poder trabajar sobre estas actitudes; siendo el primer paso el reconocimiento de esta forma de ser. Suele resultar eficaz intentar ser honestos y claros en la comunicación con la pareja, ser sinceros con cualquier situación que se presente, evitar las vueltas y las mentiras es fundamental. Poder expresar los sentimientos, ser claros en cuanto a los objetivos que se tienen en esa relación, poder conversar cuando algo no anda bien; ésto suele aconsejarse cuando comienza a haber histeria de alguna de las partes.

Poder ser sinceros con el otro implica, en primer medida, poder ser sinceros con uno mismo, esto es: preguntarse a sí mismos qué sentimos, qué nos enfurece, qué nos pone felices, y así poder detectar nuestras actitudes y conductas posteriores a estos sentimientos.

Suele ocurrir que en determinadas personas esta forma de ser se torna un trastorno, es en estos casos que se recomienda acudir a un especialista como un psicólogo o terapeuta y, en caso de ser necesario, un médico psiquiatra. Existen terapias focalizadas en las conductas de las personas, lo que puede ser útil para trabajar problemas puntuales de histeria con tu pareja.

En la actualidad, con el avance de las redes sociales, suele aparecer una conducta típíca histérica: casos de personas que se conocen por internet y que expresan su deseo de avanzar con la situación amorosa, pero al momento de concretar un encuentro alguna de las partes se hecha para atrás y no llega a realizarlo.

Si alguna de estas situaciones te suena familiar, ya sea en tu propia pareja o en alguna ajena, no dudes en seguir los consejos que dimos anteriormente. A veces ocurre que la persona detecta que está teniendo conductas histéricas pero se le vuelve imposible poder comenzar a cambiar.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*