Cómo dejar de ser envidioso y aprender a pensar en uno mismo

Sin importar sexo o edad, todo hemos sentido envidia a lo largo de nuestras vidas. La envidia es universal. No es natural, ni saludable para nadie, sentir constantemente, malestar,resentimiento, celos, envidia, y temor. Es más fácil el buscar ser valiente y audaz. Es importante no permitir que el éxito de los demás nos detenga, por eso te dejamos algunos consejos para aprender a focalizar en tus fortalezas, logros y bendiciones.

envidia

 

 

¿Qué es la envidia?

La envidia es una emoción experimentada por gente que desea el fracaso de las personas con éxito. Las personas impulsadas por la envidia no pueden soportar ver a alguien más disfrutando de un beneficio, que a ellos no se les permite disfrutar. Los celos son ansia  de algo que pertenece a otra persona; envidia va un paso más allá –  es querer impedir que otros disfruten algo que no se puede tener.

Algunos rasgos que caracterizan a las personas envidiosas son:

  • Egocentrismo
  • baja autoestima
  • ira
  • egoísmo
  • personas que les gusta ser el centro de atención
  • personas a quien les importa demasiado la opinión de los demás
  • personas que se consideran poco valiosas
  • rencor
  • celos

Causas de la envidia

  1. La enemistad y el odio: Este es el uno de los casos más graves de la envidia, porque cuando una persona tiene el odio y la enemistad en su corazón, la animosidad comienza a asentarse en su corazón. Esta animosidad necesita ser tratada ya que puede llevar a desear venganza.
  2. Baja Autoestima: cuando alguien más está bendecido con bondad la persona se siente inferior y esta inferioridad le lleva a desear las bendiciones ser retirados de la otra persona.
  3. Orgullo y arrogancia: cuando una persona ve a otra teniendo éxito más allá de él y considera que esta persona es indigna de esta bendición.
  4. Amor del liderazgo y del status: La persona que tiene mucho talento en su campo, que está acostumbrada a la alabanza, elogios y halagos le resultará difícil no envidiar a uno que también sea exitoso en el mismo campo.

envidioso

¿Cómo dejar de sentir envidia y focalizarnos en nuestros logros?

 

  • Cambia tu enfoque a la bondad en su vida. Cada uno de nosotros es único y la vida es demasiado valiosa para ser vivida pensando en los demás.
  • Recuerda que nadie lo tiene todo. Comparar tu vida con la de los demás siempre es un caso perdido. Siempre habrá alguien que tiene algo mejor que tú. No compares lo peor de lo que sabes acerca de ti mismos a lo que supones mejor de los demás. Nadie lo tiene todo. Cada persona que conoces experimenta problemas y pruebas iguales a los tuyos.
  • Evita a las personas que valoran habitualmente las cosas equivocadas. Si vas a gastar todo tu tiempo con gente que compara la última moda, que hablan de sus salarios, sus coches nuevos, o sus vacaciones extravagantes, caerás en la trampa inevitable de la comparación de sus posesiones a la de ellos.
  • Se generoso. Incluso si tienes que forzarte en un primer momento, has de la generosidad algo esencial en tu vida. Pasar más tiempo con los que tienen menos que tú, y encontraras plenitud y significado a tus acciones.
  • Habla con un amigo, entrenador, familia o terapeuta. Si luchas constantemente con la envidia, es bueno buscar ayuda y aprender a aumentar tu confianza en ti mismo y tu autoestima.
  • La envidia es algo que todos sentimos pero rara vez se admite o se habla de ello. No tengas miedo a mostrar tus emociones y apoyarte en los que más quieres.
Loading Facebook Comments ...

One Response to “Cómo dejar de ser envidioso y aprender a pensar en uno mismo”

  1. Oscar dice:

    No entiendo lo de “las bendiciones ser retirado de la otra persona”

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*