Cómo dejar de ser desordenado: Tips para aprender a organizarte

Si eres de esas personas que llegan a casa y los papeles sobre tu escritorio o la ropa por todos los rincones están volviéndote loco, si consideras que tu cuarto es un caos, o si nunca sabes dónde están las cosas que necesitas, a continuación te dejamos algunos tips para que puedas aprender a organizarte.  

 

images

¿A que nos referimos cuando hablamos de orden? 

Es difícil precisar exactamente el concepto de orden, lo que si debemos tener en cuenta es que las opiniones varían y cada ser humano tiene su concepto personal de orden. Lo que es orden para uno, podría no serlo para otro. Por ejemplo, para una persona, tener todos los libros de una biblioteca separados por color seria orden, mientras que para otra eso no es importante.  Podríamos definir el  orden como todo aquello que funciona de determinada manera, o la organización de elementos en determinado espacio, realizado por un individuo inteligente. 

¿Cuáles son las desventajas de ser desorganizado?

Las personas desorganizadas suelen pensar que siempre pueden encontrar lo que buscan aún en el peor de los caos, pero esta actitud es realmente una desventaja. Ser desordenado conlleva a retrasar tareas y obligaciones, a la ineficiencia y la pérdida de tiempo. El desorden es también una de las causas más comunes por las que una pareja le resulta difícil convivir. Lidiar con el desorden diario de una persona, ya sea su cuarto, armario, escritorio, cocina u otros no es una tarea fácil, y mucho menos cuando la otra persona no acepta y trata de mejorar su propio desorden.   

El desorden no solo tiene consecuencias estéticas, de higiene o ni siquiera de encontrar lo que buscamos, el desorden genera malestar, aumentando el nivel de estrés y generando desmotivación.  

¿Existen diferentes tipos de personas desordenadas? 

No podemos hablar específicamente de tipos de personas desordenas, pero si de personalidades propensas a ser desordenadas. Suele verse comúnmente el desorden en personas poco perfeccionistas, que no necesitan tener el control del entorno. Aunque puede darse también el caso contrario; es decir, personas muy perfeccionistas que no ordenan porque piensan que no disponen del tiempo necesario para hacerlo a la perfección. Las personas con escasas habilidades de resolución de problemas, falta de planificación o una mala gestión del tiempo también son propensas al desorden.

Es importante resaltar que muchas veces las personas son desordenas en algunos contextos específicos, y en otros no. Por ejemplo, existen personas muy ordenadas y limpias en su trabajo, pero no sus propios hogares, o viceversa.

los-10-habitos-que-te-pueden-dejar-sin-empleo1

 

Tips para acabar con el desorden! 

  • Lo primero que debes hacer es encontrar el origen de tu desorden, ya sea falta de tiempo, pereza, falta de lugar… y tratar de buscar una solución y una nueva motivación para el orden.
  • Debes ir a paso a paso. Es importante empezar por objetivos pequeños, como puede ser organizar un armario, ya que si elijes un objetivo muy laborioso puedes desmotivarte rápidamente.
  • Define un lugar para cada cosa. Una buena idea es pensar en el lugar con el que cuentas y tratar de ubicar las cosas de mayor uso en un lugar cómodo y de fácil acceso. Hacer esto facilitara el orden a futuro, ya que si colocas los objetos de uso cotidiano en un mal lugar te verás en el dilema de movilizar todos tus objetos cada vez que los necesites.
  • Utiliza 10 a 15 minutos de tu día para ordenar. No dejes que el desorden se vuelva inmanejable y te supere. Establece una rutina y hábitos de limpieza. 

Recuerda… 

Siempre recuerda que el concepto de orden es algo muy persona y que es diverso para todas las personas. Cada ser humano es diferente, y lo que funciona para uno , puede no hacerlo para otro. Siempre se tolerante con los que “se organizan” de diferente manera. 

 

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*