¿Cómo dejar de sentirte culpable por todo las 24 horas del día?

La culpa es la única emoción humana que requiere nuestro consentimiento para prosperar (con la posible excepción de los celos). Para sentir culpa, no sólo tenemos que ganarlo, sino también tenemos que aceptarlo. La culpa es la ira, decepción o vergüenza de nosotros mismos por algo que hicimos o no hicimos. La culpa real viene de fallar las propias expectativas de uno mismo.

culpa

La culpa, como los celos, nos comen de adentro hacia afuera. Es la peor clase de castigo auto-inducido, y es la forma más perversa de la manipulación. Es por eso que tenemos que protegernos contra ella. Las buenas personas son muy susceptibles a sentir culpa por cosas por las cuales no deberían sentirse de esa forma. Por esta razón, hoy desde nuestro blog queremos dejarles algunas sugerencias para aceptarse a uno mismo y aprender a controlar los sentimientos de culpa constantes.

 En lugar de sentirte culpable:

  • Has algo que te mueve
  • Has algo que te llame
  • Has algo que quieras hacer
  • Has algo que hagas que tu corazón cante

Siempre habrá pequeñas tareas que no podrás disfrutar por completo. Si bien es posible que tengas responsabilidades que deben ser atendidas, aun si no te hace un 100% feliz, hay un montón de cosas que haces que podrías evitar con esta simple estrategia: “Decir no gracias”. Muchas veces es mejor dar esta respuesta a verse embarcado en un proyecto, viaje o situación que no te interesa o no quieres realizar.

Razones de la culpa:

El sentimiento de culpabilidad se reduce básicamente a 7 razones principales y por lo general se le trata con no sólo uno de ellos, pero en realidad una combinación de ellos:

  • Tratar de evitar algo: la culpa a menudo viene de tratar de evitar algo. Algunos de los más comunes son:

No quieres que la gente se enoje contigo

No quieres defraudar a alguien querido

No quieres que la gente se moleste por algo que has hecho

No quiere que la gente piense mal de ti.

culpa1

  • En respuesta a una situación en lugar de elegir tu respuesta: Una situación que ocurre y sin pensar realmente en ello reaccionas sintiéndote culpable. ¿Cuántas veces piensas al instante: “No debería haber hecho eso” o “Es mi culpa” o tal vez “Yo debería haber sabido mejor”. Te siente culpable por lo que has hecho, no importa lo que es.
  • Dejar que alguien empujando te presione: Te sientes inseguro sobre algún aspecto de ti mismo (sentir que no eres lo suficientemente bueno en su trabajo, por ejemplo) así que cuando alguien dice algo, tus emociones reaccionan a tus dudas internas.
  • No perdonarte a ti mismo: Un aspecto importante de la culpa puede ser debido a que simplemente no te permites cometer errores o nunca te perdonas a tí mismo por cosas que sucedieron en el pasado. Todo el mundo comete errores. Cada persona en este planeta lo hace.

culoa2

Consejos:

  • Aprender a lidiar con la culpa se reduce a la comprensión de lo que realmente está sucediendo detrás de tus sentimientos. Una vez que sabes el motivo de tu culpa, toma el control de tus emociones y elige cómo quieres responder. Tú gobiernas tu vida, no tus emociones y el miedo.
  • Auto-perdón: amate a ti mismo completamente: Ser capaz de amarse a sí mismo no es fácil, y muchas personas se encuentran en constante lucha para logarlo. Piensa en todas las cosas buenas que tienes y focaliza en ellas, no en el pasado.
  • Ahora, habrá momentos en los que te equivocas y haces algo que va en contra de tus creencias y te sientes mal por ello. La solución no es decirte a ti mismo que eres una mala persona o que te mereces lo peor. Eso sólo conduce a más sentimientos contradictorios. En cambio, debes tener un poco de compasión. Sí, estás equivocado, pero trata de comprender y aprender de tus propios errores.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*