¿Cómo dejar de querer tener el control siempre y sobre todo?

Es fácil identificar a las personas que quieren tener el control de todo y por lo tanto cada una de las cosas que se hacen, siempre quedarán a su cargo y serán incapaces de delegar nada en otro. Claro que esto termina teniendo consecuencias en la vida de la persona, porque si todo lo que se el asigna debe hacerlo él y no puede dejar nada absolutamente nada a cargo de otros, termina llenándose de tensión y lo más probable que termine padeciendo del síndrome de burn out. Es por esto que en lo que sigue a continuación te contamos cómo dejar de querer tener el control siempre y sobre todo.

estres-laboral1

El ejercicio de delegar

Empezá por delegar pequeñas tareas, no de vital importancia a otros, y verás que aunque no pasen por tu control, éstas pueden ser realizada efectivamente por otros. Esto te aliviará de la tensión de querer hacer todo y así sucesivamente el delegar será un acto cotidiano.

images

Saber decir no

A menudo sobrecargarse, se debe a que los otros nos dan cada vez más obligaciones y tareas, que frente a la imposibilidad de decir no, las seguimos sumando y como queremos controlar todo, no se las deriva. Antes de llevar a la sobrecarga, de lo que se tata es de decir no, reconocer que a veces uno no puede, por más que quiera.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*