¿Cómo dejar de ponerse colorado cuando estás nervioso?

Ante situaciones que generan incomodidad, molestia, verguenza o nervios, muchas personas suelen ruborizarse o ponerse colorados. Sin duda a quien esto le pasa es algo molesto e incómodo, sobre todo porque muchas veces no hay una causa aparente que permita anticiparse a ella para poder evitar esta reacción. No podemos dejar de decir aquí que sonrojarse es una reacción natural e inherente al ser humano y puede aparecer ante distintas situaciones, excitación, irritación, intimidación, situación de pena, etc. El problema entonces es cuando esta conducta aparece todo el tiempo, lo cual genera inseguridad en la persona y termina generando toda una serie de consecuencias poco deseables. Lo bueno es que si bien este es un problema tiene solución y es de ella de lo que queremos hablarte a continuación. Asique te invitamos a que continues leyendo porque te vamos a contar cómo dejar de ponerse colorado cuando estás nervioso.

Cómo dejar de ponerse colorado

Lo primero que se recomienda es tratar de identificar situaciones en las cuales en tiempo pasado nos hemos ruborizado. Poder identificar situaciones que desencadenan esta reacción en uno es un primer gran paso para poder revertir esta situación. Por ejemplo, uno puede ponerse rojo cuando se siente atraído por alguien, cuando se equivoca adelante de otras personas, etc.

Luego cuando te encuentren en situaciones en las cuales puede disparar esta reacción en vos, debes concentrarte en la respiración. Debes respirar 3 segundos y tratar de mantener la respiración por un segundo cuando estás en silencio, tratando de transmitir a tu mente y a tu cuerpo, relajación. El aire lo vamos a exhalar de manera lenta y mientras lo hacemos imaginamos como estamos liberando la tensión de nuestro cuerpo. Esto debes realizarlo hasta que puedas relajarte por completo  y lograr sentirte seguro.

Una vez que hayas podido relajarte, debes tratar de focalizar tu mente en otros pensamientos. En este sentido, deberás pensar en una situación en la cual probablemente no te pondrías colorado y esto es algo que también conviene que anotes y tengas identificado.

De todos modos, además de todo lo que dijimos hasta aquí, existen ciertos hábitos de vida que pueden colaborar en que una persona se sonroja y eleve su temperatura. Por ejemplo beber alcohol y consumir alimentos picantes puede ayudar a que te pongas colorado, porque aumentan el flujo sanguíneo hacia el rostro. De esta manera, una situación que podría desencadenar esta reacción sumado a estos hábitos, será muy difícil de controlar para la persona por lo que conviene tenerlo en cuenta.

Pero… ¿Por qué nos ruborizamos?

Es importante dejar aclarado que ruborizarse no es un problema grave, pero sí es una condición que puede afectar el estado emocional de la persona, su caracter y seguridad.

Son muchas y muy diversas las causas que pueden provocar que una persona se sonroje, pero sin duda que una de las principales tiene que ver con el estado emocional en el que se encuentra la persona. Esto es, cuando una persona tiende a tener esta reacción con cierta frecuencia y ante diversas situaciones, es probable que existan algunas actitudes emocionales e la base. Por ejemplo, la persona puede tener miedo de no poder colmar las expectativas que los demás tienen sobre ella, quizás por inseguridad, también pueden sentir que los demás hablan mal de ellos, los crítican, se burlan o se sienten rechazados, etc.

Pero fisiológicamente hablando, lo que sucede es que el sistema nervioso simpático de una persona tiene una alta sensibilidad, lo que hace que se active ante pequeños estímulos generando esta reacción.

Espero que estos consejos para controlar el ponerse colorado te sean útiles.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*