Cómo dejar de ofenderse por cualquier cosa

Hay personas que todo lo toman a pecho y que se ofenden por cualquier cosa que les dicen o hacen. Si ese es tu caso diste con el blog justo porque vamos a intentar darte algunos consejitos para que dejes de ofenderte por cualquier cosa.

ofensadiscutir-con-la-pareja

La novela falsa de la ofensa:

Por extraño que parezca las ofensas están en la cabeza del que se siente ofendido! Son las propias ideas las que hacen que te sientas ofendido, es el concepto de cómop deben ser y qué deben decir los demás que cada uno tiene lo que influye en que una persona se sienta o no ofendida.

Una de lo que se considera más ofensivo es la insistencia de imponer las ideas de uno sobre la de otros. Otra es de que uno no se deja “guiar ” en la vida por otro. Por lo general esto sucede mucho en las parejas, donde uno de los dos se ofende porque el otro “no entiende” o “no escucha”.

Como podrán darse cuenta que las ofensas en realidad son “novelas falsas”, cada uno la interpreta como desea en su mente, o sea que cada uno se ofende con los que desea ya que van tomando las cosas como algo personal. No hay que ser tan susceptibles!

Críticas constructivas:

Muchas veces no hay que sentir malestar por las críticas o mensajes que se reciben porque si vienen de alguien cercano, sea familiar, amigo o en el ámbito laboral, pueden ser realizados con el mayor de los deseos para que esa críica sirva de algo, o sea una crítica constructiva. Si bien los ataques personales ponen a la defensiva a una persona, se debe evaluar de quién viene y porqué lo dice…..tal vez sirva! Puede ser un consejo que venga del corazón solo como un consejo.

Cómo aceptar las críticas sin ofenderse:

Es importante saber tolerar y aceptar las críticas recibidas , sabemos que es difícil , especialmente a los que son muy sensibles y se ofenden permanentemente. Es difícil recibir críticas del propio comportamiento o de la propia persona y muchas veces pasa a ser mortificante más allá de la intención del interlocutor.

Sin dudas cada uno tiende a proteger su autoestima buscando tener una buena imágen  de uno, aunque en algunos casos este mecanismo parece que se activa en forma excesiva o injustificada. Cualquier comentario puede desencadenar una reacción defensiva. Ser muy susceptible no es bueno, muchas veces hay que dar el justo peso a las cosas.

¿Susceptibles o imperfectos?:

Nadie es perfecto, pero los que tienden a ofenderse por todo y se siente muy mortificado por las ríticas  revela la dificultad de darse cuenta de sus propios defectos. Por lo general cuando una persona se ofende rápidamente está ligado a la dificultad en redimensionar los propios errores y de no saber interpretar las críticas.

Aprender de las críticas y de los propios errores:

Cuando nos hacen una crítica o un comentario si son constructivas deben considerarse como algo que nos ayuda en la vida, sin por ello que deba bajar la autoestima. Nos puede mejorar las propias ideas y alimentar el pensamiento creativo mirando las cosas desde un punto de vista menos egocéntrico.

La autoironía como técnica:

¿Se puede aprender a ser menos susceptibles y rencorosos aceptando las críticas de los demás sin que resulte una penosa tortura? El camino para ello puede ser la autoironía. Aprender a reírse un poco de si mismo puede ser una buena salida! Aprender a reirse de uno, de los propios defectos y porqué no hasta de que uno es rencoroso y susceptible ayuda a crear una justa distancia para poder evaluar el propio comportamiento y llegando hasta a simpatizar con las propias imperfecciones.

Aprender a controlar las emociones:

Sabemos que la personalidad es difícil de cambiar, pero muchas veces hay que hacer un esfuerzo, especialmente cuando ser demasiado susceptible y no aceoptar ninguna crítica produce ansiedad, desasod¡siego, intranquilidad. Las personas muy susceptibles por lo general se estresan más, se sienten ofendidos por cualquier cosa y contínuamente se siente agredido. Lo que hay que tener en cuenta es que hay una gran diferencia entre lo que uno piensa y lo que en realidad ocurre. Hay que saber diferenciar y darle su justo valor. Hay que tratar de controlar las emociones y de tener sentimientos positivos. No se pierde nada si se deja de ser tansensibles e impresionables. Seguro quese va a obtener un mayor equilibrio y estabilidad emocional. Hay que controlarse!

Consejo:

No hay que dar tanta importancia a lo que los demás dicen o hacen. Uno tiene que tener más seguridad en si mismo y ver las cosas de manera positiva.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*