Cómo dejar de jugar al juego de la asfixia: Dejar el “Shoking game”

El juego de la asfixia puede llevar a la muerte, por eso desde n uestro blog queremos aconsejar , especialmente a los adolescentes sobre cómo dejar de jugar al Shoking game.

asfixiafile_20141022122854

¿Cómo se lo conoce a este juego?

Al juego de la asfixia se lo conoce también como juego del ahorcado, juego de perder el conocimiento,  juego de soñar, juego del desmayo, juego del cosquilleo,  ruleta de la sofocación, Shoking game, Airplaning, Space Cowboy, Choking game, etc.

¿Cómo se juega al Juego de la asfixia?

asfixia0

Sin dudas las personas que practican el juego de la asfixia tienen tendencias a buscar excitaciones riesgosas. Lo que sucede que en realidad este no es un jugo inocente ya que al provocar asfixia se puede provocar la muerte. Consiste en un estrangulamiento voluntario , o se contiene en forma voluntaria el aliento hasta perder el conocimiento. También se puede producir por presión en el pecho hasta que deja de llevar sangre al cerebro.  Se cree que los jóvenes lo hacen porque se pueden producir alusinaciones como cuando se toma una droga.Muchas veces pueden ocurrir muertes accidentales que suelen confundirse con suicidios.

Orígen del Juego de la asfixia:

El orígen real de este juego es desconocido, pero se sabe que tanto puede realizarce solo como entre dos o más personas.  El juego de la asfixia, también llamado el juego de la muerte se ha ido popularizando en todo el mundo por la necesidad de los jóvenes de pasar por experiencias de euforia pasajera.

Consecuencias del juego de la asfixia:

asfixia4ff5e825b93795be09000000_5_21-1341517377

El juego de la asfixia o Shoking game priva al cerebro de oxígeno, por eso es que puede producir daños a nivel cerebral que pueden variar desde efectos leves a graves. Entre las posibles consecuencias de este juego podemos enumerar:

• Tendencias a aislarse.

• Necesidad de privacidad.

• Dificultades para concentrarse.

• Pérdidas de la memoria a corto plazo.

• Ciertos problemas neurológicos.

• Desmayos. Con posibilidad de golpes al caer desmayaddo.

• Convulsiones.

• Pérdida de neuronas.

• Posibilidades de entrar en coma.

• Posibilidades de que sobrevenga la muerte.

¿Cómo darse cuenta si alguien lo juega?

Por lo general los adultos ignoran de la existencia de este juego entre los jóvenes, pero es importante que estén empapados con los posibles signos de quienes llevan delante esta práctica. Podemos enumerar:

• Cuando surgen conversaciones sobre el juego de la asfixia.

• Tienen los ojos ensangrentados. O petequias en la piel del rostro.

• Poseen marcas en el cuello.

• Se tapan el cuello (aunque haga calor).

• Presencia en su cuarto de sogas, collares para perros, pañuelos, cuerdas elásticas, cinturones.

• Dolores de cabeza fuertes.

• Se ven irritables u hostiles.

• Se los ve desorientados o confusos.

Es un juego muy peligroso sin dudas que lleva a los adolescentes a provocarse la asfixia buscando sensaciones de euforia por un momento muy breve pero que puede llevarlos a la muerte.

¿Quienes corren más peligro por jugar al juego de la asfixia?

La edad en qe se reportan más casos es entre los 11 a los 16 años. Es más común en varones que en las chicas. Se escucha de que los niños lo aprenden en la escuela o de ver a sus hermanos hacerlo. La mayoría de los chicos que fueron encontrados muertos estaban jugando solos.

Por lo general los jóvenes que practican el juego de la asfixia son buenos estudiantes y que no consumen drogas. Tal vez lo hacen en busca de sensaciones de euforia sin tener que caer en el consumo de drogas.

Consejos:

Los padres deberían supervisar lo que hacen los hijos y no dejar que estos se encierren a solas en la habitaciones. Estar atentos a posibles comportamientos sospechosos. En caso de descubrirlos hablarles sobre el peligro que implica ese juego y las posibles consecuencias mortales. En caso necesario consultar con un facultativo. Aunque no es conveniente proveerles de información innecesaria a los jóvenes que no se sospeche que jueguen al juego de la asfixia.

Si sospechamos de que nuestro hijo lleve a cabo estas prácticas tratar de no dejarlo mucho tiempo solo, hablar con él, tratar de conocer sus amistades, estudiar bien su entorno y su comportamiento y consultar con un psicólogo.

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*