Cómo dejar de estar manipulada por un hombre

Es común que en una pareja haya cierto tipo de manipulación mental buscando influír en la otra persona sobre su voluntad o libre albedrío. Es una manera de controlar al otro usando diferentes maneras de persuasión o sugestión mental que por lo general esconden ciertos objetivos egoístas.

manipulacion526133_400_thumb

¿Cómo es una persona manipuladora?

Un manipulador puede provenir de cualquier estrato social y busca con ciertas técnicas de dominar a su pareja. Puede ser un manipulador más o menos simpático, de acuerdo a su actuar , aunque no deja de ser una persona que trata de manejar la situación de pareja de forma egoísta.

El manipulador busca usar ciertos pretextos y los puntos débiles de su pareja  haciendo que en cierta forma se sientan culpables, ridículos  o heridos en sus sentimientos para obtener una situación que favorezca su manipulación y poder tener un control mental de la situación.

¿Qué factores influyen en una manipulación?

Los diferentes roles que ayudan a que haya una manipulación por lo general están basados en que uno de los dos integrantes de la pareja tenga baja la autoestima. Ese es un factor determinante en el que el otro integrante de la pareja busque dominar.

Hay ciertos factores que vuelven más vulnerables a las personas de poder ser manipuladas:

• Baja autoetima, como ya lo dijimos.

• El consumo de ciertas sustancias qímicas o drogas, incluído el alcohol.
• La devoción que sufren algunas personas por otras.

•La edad, ya que los más jóvenes pueden ser manipulados más facilmente.

• Haber sufrido de ciertos traumas que hacen que una persona sea reprimida y fácil de manejar.

• Ciertas debilidades ante pérdidas sufridas, ya sea de familiares, de empleo, violaciones, exilios, divorcios, enfermedades, etc.

• Las depresiones.

¿Cómo son generalmente los manipuladores?

Generalmente se asocia la manipulación con personas retorcidas, malvadas, egoístas, aunque en la realidad todos podemos caer en esa forma de manipulación. Todos por determinadas causas podemos terminar utilizando ciertas formas de chantaje. Solo hace falta que uno de los dos integrantes de la pareja busque controlar al otro, busque exigir sin dar opción, usar a la otra persona en beneficio propio.

Chantajes emocionales:

Las parejas son sociedades que abarcan un capital afectivo que busca construír algo en común para beneficiar a las dos personas. Muchas veces en la pareja hay luchas de poder y cuando sucede esto una de las dos personas que componen la pareja busca imponerse ante el otro produciendose una manipulación emocional.

Con la manipulación emiocional una persona busca en forma inconsciente o en forma voluntaria que la otra actúe de acuerdo a sus necesidades o deseos utilizando los sentimientos como arma. Y comienzan los chantajes emocionales  que muchas veces no es fácil de reconocer ni cuando se es víctima noi cuando se es victimario, aunque puede terminar por corroer los sentimientos de la pareja.

Implicancia de las manipulaciones:

Muchas veces no se les da la importancia que realmente tienen. La manipulación o los chantajes emocionales lleva a tiranizar a una persona con la que se vive usando la humillación, el desdén u otras tácticas nocivas como la crítica constante. Cuando es extrema la manipulación aparece el maltrato psicológico., que aunque no produzca marcas visibles si puede ser muy dañino.

Según Voltaire: “La pasión de dominar es la más terrible de las enfermedades del espíritu humano”.

¿Qué busca el dominador?

Sin dudas la manipulación se usa para tener mayor poder en la relación de pareja. Siempre se busca que el otro tenga sensación de culpa, de temor, de frustación, de obligación de manera que pueda caer fácilmente la pareja en las propias expectativas. Por eso usará el manipulador técnicas como los castigos, las amenazas, el silencio, la victimización, las culpas, las promesas, etc.

Muchas veces en las relaciones de pareja se dan los chantajes en las dos direcciones, uno busca dominar al otro con determinados artilugios y se dan parejas realmente afectadas por estos tipos de chantajes ya que una busca exolotar y dominar a la otra en una lucha incesante de poder.

¿Cómo afecta la manipulación en la pareja?

Las manipulaciones afectivas terminan por deterior seriamente a una pareja. Especialemnte si uno de los dos miembros es el que somete al otro. Uno de los riesgos es que esta diferencia aumente y se desequilibre la relación quedando la persona más débil supeditada al que tiene el poder. Desde ya que el amor se verá afectado en este tipo de situación!

Otro problema es que el maltrato emocional puede terminar en un maltrato físico, tornandose en un problema mayor.

¿Qué hacer cuando se tiene una pareja manipuladora?

Ante todo es importante identificar si realmente nuestra pareja busca dominarnos. Y otra cuestion es trabajar la propia autoestima. Saber diferenciar de ciertos “chantajes ” inofensivos que muchas veces se dan en las parejas de una verdadera manipulación.

Hay que aprender a decir NO. Eso es muy importante, saber poner los límites, porque en cierta forma el dominante se apoya en la supuesta debilidad del otro. Además se debe confrontar a la otra persona, mejor en privado y aclarar la cuestión si se siente uno que es manipulado.

Tengamos presente lo que afirma Erich Fromm: “La persona que domina, explota y lastima es tan dependiente como la persona sumisa. Ninguna de las dos puede vivir sin la otra”. O sea que no hay una sin otra! No hay que permitirlo.

Consejo:

Una autoestima alta hará que una persona sea difícil de manupulear. Hay que trabajar esa cuestión, igual que trabajar realmente la relación de pareja. Si hay amor seguramente se encoontrará el camino para una sana relación. Si no lo hay la experiencia

Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*