Como ayudar a hijos que sufren trastornos alimenticios

Un trastorno alimenticio es un enfoque en la comida y el peso que ocasiona que una persona se vaya a los extremos cuando se trata de los alimentos y de comer. Tres de los trastornos alimenticios más comunes son el trastorno alimenticio de atracones, la bulimia y anorexia.

Los trastornos alimenticios con frecuencia se desarrollan durante la etapa de la adolescencia o a inicios de la edad adulta. Son más comunes entre las adolescentes pero puede afectar a los muchachos también. Estos pueden ser muy estresantes y dañinos para el bienestar general de un adolescente. Los efectos sociales incluyen baja autoestima y aislamiento. Los trastornos alimenticios pueden provocar graves problemas de salud que pueden convertirse en una amenaza para la vida.

imagen comunicarte con tu hijo adolescente

¿Qué debe hacer si sospecha que su hijo adolescente tiene un trastorno alimenticio?

Si su hijo adolescente tiene un trastorno alimenticio, mientras más pronto haga algo, será mejor. Al obtener ayuda con anticipación, su hijo adolescente puede evitar los riesgos de salud relacionados con los trastornos alimenticios.

Hable con su médico familiar. Un adolescente que tiene un trastorno alimenticio necesita ayuda profesional para tratar su cuerpo y mente. Con frecuencia, los adolescentes necesitan asesoramiento para hablar sobre cómo se sienten acerca de su peso y otros asuntos en su vida. Es probable que su médico también desee que su hijo adolescente vaya con un nutricionista para saber cómo desarrollar hábitos alimenticios saludables.

También es muy importante estar seguro de que su hijo adolescente se siente amado y que cuenta con el apoyo de la familia y amigos durante el tratamiento de un trastorno alimenticio. Sentirse seguro y aceptado puede ayudar a crear una base sólida para que el adolescente comience a aprender nuevos hábitos más saludables.

madre-e-hija1

¿Qué puede hacer para ayudar a su hijo adolescente a que tenga una actitud adecuada hacia la comida y el ejercicio?

A continuación se presentan algunos consejos para ayudar a su hijo adolescente a desarrollar una actitud adecuada hacia la comida y el ejercicio:

  • Proporcione el mejor ejemplo que pueda con sus propios hábitos alimenticios y de ejercicio que sean saludables.
  • Demuéstrele a su hijo adolescente que usted acepta su propio cuerpo. No se queje acerca de su propio peso ni se diga a usted mismo que es gordo.
  • Demuestre aceptación por las diferentes formas y tamaños del cuerpo. No critique el peso ni la apariencia física de los demás.
  • Enséñele a su hijo adolescente que lo que muestran los medios de comunicación no es la vida real. Los medios de comunicación solo muestran modelos delgadas y personas “perfectas”, cuando las personas reales vienen en todas las formas y todos los tamaños.
  • Evite hacer comentarios sobre el peso o la apariencia física de su hijo adolescente.
  • Proporcione muchas opciones de comida saludable en casa.
  • Hable acerca de los beneficios de la actividad física para mantenerse saludable y fuerte, no para perder peso.
  • Ayude a construir la autoestima y respeto propio de su hijo adolescente. Felicite a su hijo por sus esfuerzos, pídale que le dé su opinión y anímelo a cultivar sus talentos e intereses.

Dialogo para prevenir ciberacoso.

Los no de los padres

  • NO sentirse culpable. No hay padres perfectos, pero sí bien intencionados.
  • NO permitir que la comida sea un arma
  • Es diferente darle atención a la conducta que darle atención a la enfermedad en sí misma. Por ello, debes buscar ayuda para ella y para la familia.
  • NO compadecer a tu hija. Demuéstrale comprensión, pero no la sobreprotejas. Necesita la oportunidad de ser responsable e independiente.
  • NO permitas que sea ella quien dictamine horarios y actividades de la familia.
  • NO intercambies roles con tu hija.
  • NO dejarse manipular.
  • NO la acuses, condenes o reclames, ella no se enfermó por gusto, podrá ser responsable de su recuperación después de que tú le brindes el espacio terapéutico apropiado.

Los sí de los padres

  • Demostrar a través de actos y de palabras que se la quiere y se la respeta.
  • Darle la oportunidad de tomar responsabilidades en la medida que esté preparada (sin presionar prematuramente).
  • Combatir el perfeccionismo.
  • Tratar de ser paciente y tomar cada día como se presenta.
  • Reconocer y respetar sus ideas e ideales aunque difieran de los tuyos. Hablar con ella acerca de las diferencias, pero tratándola como a un adulto con el que se cambian impresiones.
  • Buscar apoyo en tu pareja o en un familiar o amigo cercano. Es bueno poder hablar con alguien de la preocupación o de los sentimientos que acarrea el hecho de tener a una hija presa de un T.C.A.
  • Los padres deben mostrarse unidos.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*