Cómo aprender a manejar y superar el estrés en el trabajo

Todo el mundo que ha ocupado siempre un puesto de trabajo, en algún momento, sintió la presión del estrés. Cualquier trabajo puede tener elementos estresantes, incluso si te gusta lo que haces. A corto plazo, puedes experimentar presión para cumplir con una entrega o para cumplir una obligación difícil. Pero cuando el trabajo se convierte en estrés crónico, puede ser abrumador – y perjudicial para la salud física y emocional.

laboral.jpg1

No siempre se pueden evitar las tensiones que se producen en el trabajo. Sin embargo, puedes tomar medidas para controlar o manejar el estrés de la mejor forma posible. Si sientes que este es tu caso, hoy desde nuestro blog te dejamos algunas sugerencias y tips que pueden ayudarte a sentirte mejor.

Fuentes comunes de estrés laboral

Ciertos factores tienden a ir mano a mano con el estrés laboral. Algunos agentes estresantes comunes del lugar de trabajo son:

  • Los bajos salarios.
  • Cargas de trabajo excesivas.
  • Pocas oportunidades de crecimiento o avance.
  • Trabajos pocos atractivos o desafiantes.
  • La falta de apoyo social.
  • No tener suficiente control sobre las decisiones relacionadas con el trabajo.
  • Demandas contradictorias o expectativas de rendimiento poco claras.

Efectos del estrés no controlado

Por desgracia, el estrés relacionado con el trabajo no desaparece cuando te diriges a casa. Cuando el estrés persiste, puede tener efectos negativos en tu salud y bienestar.

laboral

En el corto plazo, un ambiente de trabajo estresante puede contribuir a problemas tales como dolor de cabeza, dolor de estómago, trastornos del sueño, mal humor y dificultad para concentrarse. El estrés crónico puede provocar ansiedad, insomnio, presión arterial alta y un sistema inmune debilitado.

Puede contribuir a problemas de salud tales como la depresión, la obesidad y las enfermedades del corazón. Para agravar el problema, las personas que experimentan un estrés excesivo a menudo tratan de sobrellevarlo a través de maneras poco saludables tales como comer en exceso, comer alimentos poco saludables, fumar cigarrillos o abusar de las drogas y el alcohol.

Tomar medidas para manejar el estrés:

  • El seguimiento de tus factores de estrés. Mantén un diario durante una semana o dos para identificar qué situaciones crean más estrés y cómo respondes a ellas. Graba tus pensamientos, sentimientos e información, incluyendo las personas y circunstancias involucradas, el entorno físico y cómo reaccionaste. ¿Sabías que levantas tu voz? ¿Sentiste que perdías el control? Tomar notas puede ayudarte a encontrar patrones entre tus factores de estrés.

laboral_0

  • Respuestas saludables. En lugar de tratar de combatir el estrés con la comida rápida o alcohol, has lo mejor para tomar decisiones saludables cuando te sientes en tensión. El ejercicio es un gran aliado. El yoga puede ser una excelente opción, pero cualquier tipo de actividad física es beneficiosa. También hacer tiempo para pasatiempos y actividades favoritas. Ya se trate de la lectura de una novela, ir a conciertos o jugar con tu familia, asegúrate de reservar tiempo para las cosas que te dan placer.
  • Dormir lo suficiente es también importante para la gestión eficaz de la tensión. Construir hábitos de sueño saludables. Para lograr esto, limita tu consumo de cafeína y minimiza las actividades estimulantes, como el uso de la computadora y la televisión.
  • Establece límites: En el mundo digital de hoy en día, es fácil sentir la presión de estar disponible las 24 horas del día. Establece algunos límites de la vida laboral por ti mismo. Eso podría significar hacer una regla de no consultar el correo electrónico desde tu casa en la noche, o no contestar el teléfono durante la cena. La creación de algunos límites claros entre la vida personal y la laboral pueden reducir el potencial de conflicto del estrés que te acompaña.
Loading Facebook Comments ...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*